web analytics
Martes 21 de Noviembre de 2017

Salmón Transgénico

2

Foto: Especial
Joaquín Ambía Garrido
Me parece que la opinión general sobre los alimentos transgénicos, es se les ha modificado de alguna forma y no son tan saludables como los “naturales”. Pero si nos detenemos a pensar un poco qué es lo que realmente significa que un alimento sea transgénico, puede que nuestra opinión sobre ellos cambie un poco.
Lo que hace que algún organismo sea transgénico, es que el hombre ha modificado su código genético, normalmente con la intención de obtener algún beneficio. Una de las modificaciones más comunes en las frutas y verduras, es incluir en su código genético un segmento que codifica una proteína que literalmente funciona como anticongelante; para que si cae la helada, la cosecha no se pierda. Otra modificación bastante común, es incluir una proteína que genera un olor que ahuyenta ciertas plagas, de modo que se necesitan usar menos plaguicidas, o de plano ninguno. Esto puede resultar en alimentos incluso más saludables, pues nuestro cuerpo está diseñado para digerir proteínas, no todos los plaguicidas.
El siguiente paso en los alimentos transgénicos, es extenderse al reino animal. La compañía Aqua Bounty Technologies con cede en Massachusetts ha trabajado con el rico salmón del Atlántico. Ha modificado la parte que regula su hormona del crecimiento tomando partes de otra especie de salmón, denominado Chinook, y de peces zoarces que habitan regiones aún más frías y generan ciertas proteínas anticongelantes, similares a las utilizadas en las frutas y verduras. El salmón del Atlántico, en estado natural no crece durante el invierno, pero la versión modificada sí. De modo que crece al doble de velocidad, tomando sólo año y medio para llegar al tamaño de comercialización. Se espera que pronto la FDA (agencia a la que le compete en los EEUU) apruebe su uso para consumo humano, pues ya hay un reporte favorable y es sólo cuestión de tiempo. También cuestión de tiempo será que lo veamos en los mercados mexicanos y de todo el mundo… Quizás y hasta el salmón deje de ser alimento de lujo.
De hecho otras especies de peces transgénicos ya se encuentran en el mercado hoy en día, pero no para consumo humano, sino como mascotas. Son peces de pecera, a los que se les ha incluido en el código genético la parte de las medusas que produce una proteína fluorescente. Se ven bien chidos (cuestión de gustos) y viven igual que los no modificados. Estoy casi seguro de haberlos visto en más de un acuario en México.
El siguiente animal en la fila para ser aprobado para consumo humano, está siendo desarrollado en la Universidad de Guelph en Canadá y es el “enviropig”. Un puerco modificado que absorbe mejor el fósforo, con el principal propósito de que sus desechos lo contengan en menor cantidad, pues las eses con alto contenido fosfórico propician el rápido crecimiento de algas en las corrientes de agua, teniendo un impacto negativo en el ambiente.
Como bien diría el Hombre Araña: “Con un gran poder vienen grandes responsabilidades”. Debemos ser muy cuidadosos con las especies transgénicas que aprobamos. Pero si lo hacemos responsablemente, no hay nada de que temerles.

Compartir.

2 comentarios

  1. Gerónima Badillo el

    Gracias por la explicación, por demás entendible.

  2. bruno salazar el

    ¡Por fin entiendo qué es un organismo transgénico! Gracias por la claridad.

Deja un comentario