web analytics
Sábado 15 de Diciembre de 2018

Mujeres que matan

0
Redacción
Aileen Wuornos, era una asesina serial que prestaba sus servicios como prostituta en las carreteras de Florida. Entre 1989 y 1990, privó de la vida a siete de sus clientes con un arma calibre 22 y su historia fue recogida en la película Monster, que le valió un Oscar por mejor actriz a su protagonista, Charlize Theron.

El caso de la “asesina de la autopista” y el de otras serial killers es tratado en la exposición Mujeres que Matan, en el Museo del Policía, ubicado en la calle de Victoria 84, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. La muestra, que abarca crímenes cometidos de 1700 a 2006, permanecerá abierta hasta el 15 de abril de 2012.

De acuerdo con lo expuesto en el museo: Aunque mucho menos numerosas, las asesinas seriales son más peligrosas que sus colegas varones, gracias a su gran capacidad de manipulación.

En promedio, tardan en ser descubiertas ocho años, cuatro más que los hombres, pues logran, de mejor manera que ellos, mantener la fachada de una vida normal.

En la mayor parte de los casos, la asesina tiene una relación familiar o afectiva con las víctimas, por lo que debe vivir constantemente en el engaño y hacer creer que goza de una salud mental inquebrantable.

Para matar, la mayor parte utiliza veneno. Lo hace, en un intento de preservar su integridad, porque sabe que tiene menos fuerza física que los hombres.

No obstante, los homicidios perpetrados por algunas mujeres pueden alcanzar niveles notables de brutalidad. Llegan incluso a actuar en forma sádica, pero sobre el cuerpo de la víctima ya muerta.

La mayor parte de las asesinas en serie crecieron en familias con muchos problemas, casi todas sufrieron alguna forma de abuso mental o físico durante la infancia. Desarrollaron una sexualidad precoz y muy intensa, acompañada de una personalidad agresiva, violenta.

Se sienten feas, no deseadas, su autoestima está en constante disminución, pero al mismo tiempo aumenta el odio hacia todas las personas que las rodean, de las cuales no se sienten comprendidas, consideradas o amadas.

Hasta la fecha, el FBI ha identificado siete categorías de asesinas seriales, según el móvil, modus operandi y arma utilizada: Viuda negra, Ángel de la muerte, Asesina vengadora, Mentalmente perturbada, Asesina por ganancia, Depredadora y Asesina en pareja.

La lista de asesinas seriales en el mundo es encabezada por Estados Unidos, con 101 casos, y seguida por Inglaterra con 13 casos. En México, figuran cuatro mujeres, entre ellas están, Juana Barraza Samperio “la Mataviejitas”, y Felícitas Sánchez Aguillón “la Destripadora de la colonia Roma”, asesina de recién nacidos, quien cometió sus crímenes en los años 40.

A la pregunta: ¿las mujeres son tan agresivas como los hombres?, los estudiosos responden que los procesos en la base de reacciones impulsivas son iguales en ambos sexos. La potencial activación emotiva de tipo agresivo de frente a una amenaza o a una frustración es absolutamente idéntica.

Sin embargo, además de los factores biológicos, se encuentran también los factores culturales y educativos para explicar la formación de los comportamientos agresivos.

En la mayor parte de los casos, la cultura enseña a los hombres y mujeres a actuar de manera diferente frente a las mismas situaciones, y a responder con maneras diferentes de agresividad. La mujer prefiere la agresión verbal, mientras que el hombre a menudo hace uso de la agresión física.

Compartir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.