web analytics

Querétaro, nueva plaza de los “Zetas”

7

Andy Novell F.
La “Familia Michoacana” tiene zonas controladas dentro de Guerrero, Jalisco, Guanajuato, Estado de México, Querétaro. Sin embargo, con la alianza que realizó con los “Zetas” algunas plazas serán compartidas.

En el caso de Querétaro plaza de la “Familia Michoacana” que ha sido disputada de manera “silenciosa” con el Cártel del Pacífico (Sinaloa) que ha edificado algunos narcolaboratorios en esta entidad.

De acuerdo a las autoridades federales, la alianza de la Familia-Zetas busca aplicarse en su totalidad en este estado que queda dentro del radio de acción del “corredor zeta” como se le conoce y que abarca los estado de San Luis Potosí, Veracruz, Puebla, Hidalgo, Tlaxcala, Oaxaca, Estado de México (zona sur) y Guerrero.

Únicamente les quedaban por cubrir parte de Guerrero, Michoacán, Jalisco y Guanajuato que eran plazas de la “Familia Michoacana”; con esta alianza Querétaro es parte del “corredor zeta” desde hace unas semanas de acuerdo a las declaraciones que ha dado a la SIEDO “El Chango Méndez”.

Pintas con la leyenda “Hemos llegado “Z”” se han visto en los municipios de La Venta, Pedro Escobedo, Corregidora, entre otros anunciando que ya están en Querétaro y será muy difícil de que salgan del estado.

Informes del área de inteligencia de la Policía Federal, señalan que sus contras, “Los Caballeros Templarios”, han tejido también una alianza con el cártel del Golfo con los que tenían vínculos en el 2006, además de con la organización criminal denominada la “Resistencia”

“La Resistencia” fue creado por el cártel de la “Familia Michoacana” para contrarrestar los ataques de grupos delictivos como “Los Zetas”, además de que operan también en estados como Guanajuato, Estado de México y Guerrero.

Su principal líder es Víctor Manuel Torres García, o Edgar Mauricio Barrera Corrales, alias “El Papirrín”, detenido en febrero pasado por la Policía Federal.

Las asesinatos y los enfrentamientos en Michoacán, no sólo obedecían al control del territorio, sino a la lucha para dominar la base social que esa organización criminal obtuvo a lo largo de los años, basando su comportamiento delictivo en mandatos divinos, estableciéndose como una organización altamente peligrosa.

Los informes de la dependencia, señalan que los puntos rojos del conflicto se concentraran en Michoacán, Guanajuato, Estado de México y Querétaro por ser plazas en poder de la “Familia Michoacana”; además de que la violencia se recrudecerá con levantones, ejecuciones y enfrentamientos.

El modus operandi que aplicaran la alianza de La Familia- Zetas en estas plazas se basa en el poder de corrupción y amenazas contra mandos policiacos municipales y estatales; además de las ejecuciones.

En contra parte “Los Caballeros Templarios-Golfo y Resistencia” utilizarán la violencia y el miedo con el descuartizamiento de sus oponentes para ganarse las plazas de Michoacán, Guanajuato, Estado de México y Querétaro que en pocas semanas se llenaran de sangre.