web analytics
Miércoles 26 de Julio de 2017

“Los dueños del PAN-DF”

1

Alberto Aguirre M./

Litigante formado en Guadalajara, avecindado en la Ciudad de México desde hace tres lustros, Joaquín Fortún Basauri ha combinado la abogacía con la academia, el activismo ambientalista y una intensa tarea filantrópica. Ser tan prolífico lo ha acercado a empresarios poderosos, como Lorenzo Servitje, y a panistas de primera línea desde Vicente Fox hasta Felipe Calderón, aunque lo habían marginado de las lides políticas… hasta ahora, que Gustavo Madero lo animó a buscar una curul en San Lázaro y ser parte de la “burbuja maderista”.

La lista de candidatos de representación popular a la Cámara de Diputados lleva, en lugares privilegiados, a personajes cercanos al jefe nacional del PAN. Por la vía de los votos, Fortún y Kenia López Rabadán ganaron su espacio, recomendados por Madero y sostenidos por los votos de Jorge Romero, jefe delegacional en Benito Juárez, quien reservó el primer lugar para su más allegado, Santiago Torreblanca.

La Ciudad de México se ha convertido en un bastión maderista gracias a Romero y al jefe del PAN-DF, Mauricio Tabe. Una alianza –describen en la cúpula del blanquiazul– que conjuga la maquinaria del delegado en Benito Juárez, la “ingeniería electoral” de Jorge Manzanera y a los grupos ultra tradicionales del partido (léase El Yunque). Del calderonismo y el corderismo poco queda. Y Santiago Creel Miranda y Federico Döring Casar han quedado acotados a breves espacios.

Carro completo para los neomaderistas: los dos primeros lugares en las votaciones para definir a los candidatos a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal por representación popular, son para la ex ex delegada Margarita Saldaña y Andrés Atayde Rubiolo, ex secretario de Acción Juvenil del PAN-DF, quien como Torreblanca fue funcionario de la delegación Benito Juárez.

La dirigencia local había reservado los primeros dos espacios de esa lista para el delegado Romero Herrera y para Wendy González Urrutia, ambos propuestos originalmente por Döring Casar, quien es el principal perdedor en las internas panistas del pasado fin de semana: en la pluri para la ALDF, Saúl Martínez – su secretario particular– y la diputada federal Flor Pedraza, quedaron en “franja de riesgo”. Y los dos asambleístas que impulsaba a San Lázaro por esa misma vía –Olivia Garza de los Santos y Héctor Saúl Téllez– también quedaron relegados.

Los 15,000 militantes incorporados al padrón del PAN-DF acudieron a las 100 mesas receptoras, el pasado domingo 15, para elegir 42 candidatos a distintos puestos de elección popular, entre ellos ocho de los 16 jefes delegacionales. La participación apenas rebasó el 50% -un signo preocupante sobre la vitalidad de la vida partidista– y los candidatos más votados fueron los identificados con Jorge Romero (Torreblanca, por ejemplo, tuvo 7,500 votos) y los de Madero, que sacaron 500 votos de ventaja a las propuestas de Döring, quien había hecho sinergia con el creelismo y cuyos integrantes llevaron la peor parte. Los ex dirigentes del PAN-DF, Obdulio Ávila Mayo y Mariana Gómez del Campo, no consiguieron posiciones de privilegio, pero concentran votos que los mantienen como interlocutores válidos.

El ex asambleísta Jorge Triana –principal operador de Creel– presumía haber promovido más de 4,000 afiliaciones. Pero su propuesta para una diputado federal plurinominal, Miguel Rodarte de Lara –quien fue secretario particular del ex secretario de Gobernación foxista– obtuvo solo 270 votos en la delegación Miguel Hidalgo, su presunto bastión. Y Tania Espinosa Sánchez quedó con 90 votos, apenas atrás de la ex diputada federal Silvia Esther Pérez Ceballos, quien compitió con el respaldo de la ex primera dama Margarita Zavala.

Con el control del 80% de las postulaciones a los cargos de elección popular, Romero confirmó que es el liderazgo dominante en el PAN-DF y además, mostró que los pactos entre Döring Casar y Héctor Serrano, secretario general de gobierno de la administración mancerista, podrán ser muy productivos, en términos empresariales, pero no producirán más rendimientos políticos.

¿Serrano no pudo entremeterse en las internas del PAN-DF? ¿O Romero incumplió los acuerdos con Döring? El líder de la fracción blanquiazul en la ALDF había negociado votos para sus favoritos, pero este episodio en el que resultó menospreciado –tanto por sus aliados dentro del partido, como por los “externos”– es un sombrío augurio de lo que podría venírsele, a partir de la divulgación de sus nexos con políticos guerrerenses caídos recientemente en desgracia.

Lo cierto es que los asambleístas con licencia Olivia Garza de los Santos y Héctor Saúl Téllez quedaron en los lugares cuatro y cinco entre los aspirantes a las candidaturas que el PAN-DF podrá postular en la lista de plurinominales para la cuarta circunscripción. Por los lugares reservados por el CEN, la distribución con el resto de las entidades que integran esta demarcación y la cuota de género, ambos personajes quedarán en los lugares 11 y 13 del listado definitivo; prácticamente sin posibilidades de llegar a la Cámara de Diputados.

El domingo 15 también fueron electos ocho candidatos a jefes delegacionales. En Benito Juárez –el bastión de Jorge Romero– irá el asambleísta Christian Von Roehrich de la Isla. Allí y en Miguel Hidalgo, el PAN encabeza las preferencias electorales. Para esta última demarcación podría reincorporar al ex delegado, Demetrio Sodi, o nominar a Margarita Martínez Fisher.

—Correo electrónico: aam@mexico.com

Compartir.

1 comentario

  1. Pingback: Migaja Semanal: ¿Qué pasó en Nuevo León? | Queso, #PAN y Vino

Deja un comentario