web analytics
martes, abril 23

Plaza México: Triunfo de Joselito Adame, a el Juli lo roba el juez

0
51

En las corridas de toros el juez de plaza o presidente juega un papel muy importante para que el festejo se desarrolle con normalidad y ademas es quien, usando su conocimiento taurino y criterio como máxima autoridad en la plaza premia las faenas de los toreros de acuerdo a lo bien que hagan estos su labor frente al toro (s) que le corresponda en suerte. Además en el reglamento taurino esta especificado que para premiar la faena la primera oreja la otorga el público asistente con la petición del premio agitando un pañuelo blanco, los premios subsecuentes serán a criterio del juez de plaza de acuerdo a como juzgue la labor del diestro actuante. Pues todo esto ayer le importó un bledo al señor juez de plaza don Gilberto Ruiz Torres al no otorgar ni siquiera una oreja a Julian Lopez El Juli luego de que éste realizara una gran faena al segundo toro de la tarde al que mató de estocada desprendida, la petición fue altamente mayoritaria por los cerca de 35,000 espectadores que se dieron cita en el Coso de Insurgentes pero el señor juez se hizo el que no vio y puso oídos de tapia a los gritos del respetable y no premió lo hecho por El Juli que acababa de realizar una faena importante plena de valor y conocimiento. Obviamente la actitud del juez causo irritación entre los aficionados que le armaron una gran bronca y entre insultos y blasfemias se pasaron el resto de la tarde reclamando la pusilánime actitud de usía.

A Eulalio Lopez El Zotoluco le tocaron en suerte dos toros de diferente comportamiento, su primero de Montecristo, un toro bien rematado y con mucho cuajo fue un verdadero galimatías, un toro difícil, abanto y de lidia incierta le puso las peras a 25 al Zotoluco y este tuvo que echar mano de todo su conocimiento taurino para plantarle cara a un ejemplar harto peligroso. Valiente, el diestro chintololo logra arrebatarle tres tandas por derecha exponiendo y jugándosela en serio, con este burel el Zoto se vio muy poderoso en el manejo de los trastos y después de una faena de mucho mérito lo despachó de estocada desprendida para escuchar una fuerte ovación del respetable.

Su segundo enemigo de nombre Guantero fue el mejor toro de la tarde y este tipo de toros van a contra estilo de un Zotoluco que se vio rebasado por las buenas embestidas del de Montecristo al cual le pegó infinidad de muletazos por los dos lados consiguiendo solamente algunos naturales de buena calidad quedando abajo de las magníficas condiciones para el triunfo que le ofrecía el burel. El torero de Atzcapotzalco se tiró a matar consiguiendo una estocada trasera y como el toro tardara en doblar se le fue una probable oreja, el Zoto se retiró al callejón entre aplausos y algunas protestas mientras que el toro fue ovacionado en el arrastre.
Julian Lopez El Juli todavía debe seguir con el coraje atravesado, ayer con su primer toro realizó una faena completa con mucho conocimiento, entendiendo a la perfección al toro de Montecristo que tenía mucha clase en la embestida pero requería de un torero que lo entendiera y así lo hizo El Juli quien consiguió extraerle todo el fondo que el toro tenía para bordar una faena importante. Con la muleta el madrileño comenzó toreando por el lado derecho y sin molestar al toro consiguió pases de muy buena factura, por el lado izquierdo el de Montecristo tenía poca transmisión así que El Juli volvió al lado derecho hasta que el toro se entregó y El Juli nos regaló un concierto de dosantinas, el desdén, cambiados por la espalda, redondos por derecha, cambiados de mano por delante pegado en tablas en fin, una faena importante, plena de entrega y conocimiento que puso de pie a la parroquia que aplaudía rabiosamente la labor del diestro de Melilla, se tiró a matar realizando el ya famoso “julipie” y consiguió una estocada desprendida que fue suficiente, la petición de los premios fue copiosa y unánime pero eso al juez de plaza le valió sorbete y no otorgó nada lo cual desató una gran bronca del público y la rabieta de El Juli. El público compensó la gran injusticia llamando al Juli a dar la vuelta al ruedo donde le demostró todo el cariño que le tiene y que se ha ganado a pulso con soberbias actuaciones.
El segundo toro del Juli tenía poca presencia y fue muy protestado por los aficionados ante lo cual el diestro optó por abreviar retirándose en silencio.
Joselito Adame va que vuela para ser un figurón del toreo en México, después de haber cortado tres orejas el sábado en León llegó a la México con todas las ganas de triunfar y lo consiguió aunque no nos haya gustado su manera de torear. Su primer toro era soso y sin transmisión al cual Adame le hizo una faena sobria toreando a media altura que no tuvo mayor calado entre la afición. Con su segundo enemigo Adame salió dispuesto a todo y realizó un vistoso quite por zapopinas ante un toro que fue protestado por su poca presencia, la faena de muleta la inició sentado en el estribo toreando por alto para después de rodillas continuar en el mismo tenor viéndose muy eléctrico, el diestro de Aguascalientes aprovechó la euforia de muchos asistentes y se dio por realizar una faena populachera con algunos pasajes de buen toreo, destacamos dos tandas de naturales ayudando mucho al toro ya luego una tanda por derecha, una serie de molinetes, unas manoletinas dejándose llegar de largo al animal, el pase de la firma y una estocada recibiendo alborotaron al cónclave que le exigió al juez el premio de la oreja que ahora sí fue otorgada para de esta manera culminar un festejo que resultó muy interesante.
Ficha Técnica:
Monumental Plaza México. Decimoquinta corrida de la temporada grande 2015-2016.
Aproximadamente 35,000 personas.
Toros de Montecristo desiguales en presentación y en juego destacando segundo, cuarto y sexto, deslucidos los demás.
Zotoluco: Ovación y ovación tras aviso.
El Juli: Vuelta al ruedo tras petición con gran bronca al palco de la autoridad y silencio.
Joselito Adame: silencio y oreja.
“El Ñor”.