web analytics
martes, abril 23

Plaza México: Ante un lleno impresionante Adame sale a hombros, José Tomas, oreja

1
45
El problema de la escasa presencia de los toros ha sido reiterativo a lo largo de toda la temporada grande 2015-2016 y ayer no fue la excepción en el esperadísimo mano a mano que generó la mejor entrada de esta y muchas temporadas y provocó un lleno hasta el reloj en la Plaza México que se veía señorial con mas de 40,000 aficionados que se dieron cita. El tema del trapío y edad de los toros es un asunto que involucra a mucha gente, desde los propios ganaderos y toreros que son los mas responsables hasta los veedores en el campo y los jueces de plaza que acá en la México no son mas que títeres a disposición de los que mandan, una lástima. Pero dejemos este penoso asunto para tratar en otra ocasión y entremos de lleno a lo que sucedió la tarde de ayer.
José Tomas, el rostro enjuto, mostrando el paso de los años y las cornadas, no llenaba el terno palo de rosa y oro con el que partió plaza, después de saludar a la parroquia que lo arropó cariñosamente se enfrentó en primera instancia con un toro de Los Encinos que se quedó sin fuerza al salir del caballo, el Príncipe de Galapagar con esa necesidad que tiene de inmolarse frente al toro se puso demasiado cerca como siempre y sucedió lo que tenía que suceder, al estar toreando con la mano izquierda sin enmendar un centímetro, se quedó ligeramente atravesado y el toro lo cogió pegándole una paliza de órdago y si no estamos escribiendo de una cornada fue por que el toro no tenía fuerza, JT se levantó sin mirarse la ropa y le ha pegado una formidable tanda por derecha que remató con un pase de pecho que fue una pintura. Con la mano izquierda nos regaló unos naturales largos que ligó con un afarolado y el de pecho que calentaron el cotarro. Mató de estocada trasera para que el juez concediera la primera oreja de la tarde que fue muy protestada, JT se la entregó a su subalterno, saludo desde los medios y se metió al callejón seguramente muy adolorido.
Lo mejor que nos regaló el diestro madrileño vino en el 3o de la tarde, un toro de Fernando de la Mora alto de agujas al que JT saludó con verónicas a pies juntos, posteriormente inició su faena toreando con la muleta retrasada hasta que se hizo de las embestidas y nos regaló dos tandas de derechazos en el centro del ruedo fenomenales, después se dio por torear con la mano izquierda y desgranó unos naturales de antología que fueron largos, con mucha hondura, manejando la muleta con toques sutiles y gran maestría demostrándole al mundo quien es hoy por hoy el rey del toreo. Fue una pena que no culminara esta gran faena matando bien, falló con la espada hasta escuchar un aviso y saludó desde el tercio.
Su tercer enemigo también de la ganadería de Fernando de la Mora, era un novillote y desde que saltó a la arena fue muy protestado, entonces el juez de plaza atingentemente y antes de que arreciara la bronca lo cambio y salió un toro de Xajay que también fue protestado, a nuestro juicio injustamente porque quizá le faltaban algunos kilos, pero edad y cornamenta si que los traía. Con este toro que resultó malo la gente no dejó estar a JT quien por mas esfuerzos que hizo no logró cambiar el panorama y al final se retiró en medio de una gran rechifla.
 
A Joselito Adame ya podemos declararlo oficialmente la nueva figura del toreo en México, un muchacho que ha puesto todo, absolutamente todo creemos que ya llegó a la cúspide y ahora tendrá necesariamente que mantenerse en ese privilegiado sitio donde desde ayer se encuentra instalado y esperamos que ahí dure muchos años. ¿que le falta madurez? desde luego pero esa solera para torear abandonándose como lo hacen los grandes solo se obtiene al paso de muchos años y muchos toros toreados. 
Ayer Joelito Adame estuvo muy bien con sus dos primeros toros sobretodo con el primero a quien le realizó una faena netamente derechista exponiendo mucho que malogró con la espada al despacharlo de tres pinchazos y un espantoso bajonazo, Adame terminó siendo pitado y el toro que pertenecía a la ganadería de Fernando de la Mora fue muy aplaudido en el arrastre. 
Con su segundo, un toro de Los Encinos escaso de fuerza Adame estuvo muy voluntarioso intentando torearlo a media altura pero el toro tenía poco fondo y no pasó nada.
Al sexto de la dehesa de Los Encinos, el toro de mejor presencia de la tarde, un toro serio que también fue el que mejor juego presentó, Adame luego de saludarlo con dos largas de rodillas le realizó un vistoso quite por Zapopinas que le salieron pintadas. La faena de muleta se la brindó a José Tomas como quien fuera un vasallo que le agradece al rey el permitirle estar tan cerca y se puso a torear ahora si en serio, iniciando con pases por alto a pies juntos sin enmendar para continuar con unos naturales que fueron excelsos, una tanda de derechazos embraguetándose al toro para después continuar con la dosantina y terminar metiéndose entre los pitones para arrancarle al serio burel embestidas que llevaban mucho peligro y que Adame supo solventar con gran sapiencia. De estocada desprendida y descabello el diestro de Aguascalientes despachó al toro que fue aplaudido en el arrastre mientras que a Joselito Adame le otorgaban las dos orejas que fueron protestadas pero que nunca iba a devolver porque las cortó la tarde en que el rey del toreo lo nombró oficialmente caballero. Así las cosas mientras que a Joselito Adame se lo llevaban en volandas de la plaza, su majestad José Tomas se retiraba en andas muy achuchado y seguramente pensando que cada día está mas cerca del inminente retiro.
“El Ñor”.