web analytics
Viernes 24 de Febrero de 2017

Enfocado en Alianza Pacífico, el XI Encuentro Empresarial Iberoamericano

0

Por Sofía Salinas.

El XI Encuentro empresarial iberoamericano, realizado el 27 y 28 de octubre, en el marco de la XXV Cumbre Iberoamericana, en Cartagena, Colombia, tuvo un “Enfoque especial para Alianza Pacífico”, comentó Rafael Nava, presidente para América del Sur, del Consejo Empresarial Mexicano de Inversión y Tecnología, COMCE.

cumbre

Foto: Especial; Rafael Nava, del COMCE; María Claudia Lacouture, Ministra de Colombia; Valentín Diez Morodo, presidente del COMCE.

En una entrevista exclusiva detalló que, en el encuentro estuvieron presentes el Presidente del COMCE, Valentín Diez Morodo; el Vicepresidente Sergio Contreras y Rodrigo Contreras, Director para América Latina, y de la parte mesoamericana, el presidente para América Central, del COMCE, Enrique Bello.

¿Cuál fue el objetivo del encuentro?

“El objetivo fue reunirnos con representantes de Chile, Colombia y Perú, socios de México en la Alianza del Pacífico; situación que se logró en una forma exitosa, la noche del jueves 27”.

¿Qué trataron en la reunión?

“Los sectores privados de las cámaras empresariales principales en cada uno de los cuatro países, nos reunimos para tratar temas que pueden ser acordados entre las partes privadas de cada uno de los cuatro países, para que una vez, conversado el tema se le pueda presentar a los presidentes, que se reúnen en paralelo, en este caso, en la XXV Reunión Iberoamericana de Jefes de Estado.

En años pasados los temas fueron incorporar en el acuerdo de Alianza Pacífico los productos cosméticos; productos relacionados con el sector farmacéutico y dispositivos médicos.

El año pasado se agregó alimentos orgánicos, y en esta ocasión México presentó la ponencia para incorporar los productos electrotécnicos”.

¿Por qué incorporar esos productos?

“La razón de hacer esta petición a los otros tres países estriba en que la conciencia de reducir las emisiones de CO2 es bastante generalizada, y un grupo de productos que precisamente puede ayudar con eso son los productos que se usan en las casas, en las residencias, llámese aires acondicionados, refrigeradoras, lavadores, motores eléctricos, lámparas, pantallas planas, entre otros”.

¿Cómo pueden ayudar esos productos?

“Estos productos consumen una cierta cantidad de energía; con las nuevas tecnologías, los nuevos productos hacen que el consumo se pueda bajar radicalmente, lo que hace que se disminuya la necesidad de generar energía eléctrica, e instantáneamente se consumen menos combustibles fósiles para producir esa energía eléctrica.

El hecho de tener un refrigerador que consuma menos energía en la casa, el país que necesita generar energía, consume menos combustóleo, menos gas, menos petróleo, y en resumidas cuentas emite menos CO2 a la atmósfera”.

¿Es fácil lograr esa reducción de emisión de CO2?

“El asunto es que los fabricantes conozcan las normas que deben usarse, cuáles son los límites en esas emisiones, quién debe verificar que las pruebas se hagan bien, quien dice que el certificado que se emita es válido. Por lo que se necesita tener unos grupos de trabajo, para discutir estos asuntos y poder presentar un proyecto definitivo.

La ponencia fue bien aceptada y vamos a trabajar con ello en la siguiente reunión que será por el mes de junio de 2017”.

¿Fue exitosa la reunión?

“Los temas que mencioné anteriormente, se le presentaron a los cuatro presidentes al día siguiente, a la presidenta Michelle Bachelet, de Chile; a Pedro Kuczynski de Perú; al presidente Juan Manuel Santos, de Colombia; y al presidente Enrique Peña, de México, lo que podemos decir que fue un éxito.

En la cumbre estuvieron 22 jefes de Estado y el Rey de España, quien estuvo presente como testigo de honor, dado que es una cumbre Iberoamericana. La reunión empresarial, si bien no es confidencial, son círculos más cerrados que trabajan en libertad para poder presentar soluciones más concretas a los problemas.

La Alianza del Pacífico está vigente, los últimos protocolos de liberación de aranceles entraron en vigor en julio de este año, y lo que se está haciendo ahora es que por sectores, por producto o por rama, tengan más entendimiento y las autoridades y el sector privado trabajen de la mano, para que, sin poner en riesgo la salud ni la seguridad de los seres humanos, o de los animales o la vida vegetal o el medioambiente, los productos y servicios se puedan intercambiar con mayor facilidad entre los cuatro países.

Lo principal, insisto, es que el intercambio sea sin poner en riesgo la salud y la seguridad; ningún caso tendría que se abra la frontera y que entre cualquier producto de los países de la Alianza y que pudiera dañar a la sociedad, es la principal encomienda que tenemos”, concluyó.

@Sofiasi2010

Compartir.

Deja un comentario