web analytics
Jueves 25 de Mayo de 2017

La preocupación de los banqueros

0

Por Alejandro Rodríguez Cortés *

Esta semana tendrá lugar la tradicional reunión anual de la banca mexicana, que siempre genera expectativas informativas tanto por la propia trascendencia de este sector, como por las personalidades que se reúnen año con año en el puerto de Acapulco.   

La Asociación de Bancos de México (ABM), resume en el título de esta 80ª Convención Bancaria una preocupación del sector financiero no solo de nuestro país sino a nivel mundial.

“El dilema global: liberalismo vs populismo”.  Ese es el título de la edición 2017 del aquelarre de banqueros, apenas a poco más de dos meses de que Donald Trump asumió el poder en Estados Unidos y a escasos 15 meses de que tengan lugar en México elecciones presidenciales.

Por su influencia como gremio pilar del sistema financiero, las convenciones bancarias han sido siempre referenciales para revisar temas de actualidad, no solamente en términos de economía y finanzas, sino de cualquier tópico política o socialmente relevante.

Y si este año no es la excepción, los acontecimientos recientes en el mundo le dan a la reunión de Acapulco un interés especial, porque en el aire flota el fantasma del populismo, alimentado por una oleada antisistémica que lo mismo hizo triunfar al Brexit que impulsar los más radicales movimientos de la ultraderecha europea, o incluso llevar a un xenófobo a la Casa Blanca.

El dilema que se plantean los hombres del dinero en México tiene que ver con todo ello, porque la globalización ha hecho del sistema financiero mundial un complejo entramado de flujo de recursos e inversiones sin fronteras, en el que lo que ocurra del otro lado del mundo puede influir inmediatamente en nuestro propio hemisferio.

Pero esa paradoja tiene su versión mexicana.  Será interesante escuchar en los pasillos y los salones de sesiones cuál es el sentir de los banqueros sobre la delantera que en todas las encuestas rumbo al 2018 parece llevar Andrés Manuel López Obrador.

Hace 11 años, cuando de cara al proceso comicial del 2006 el político tabasqueño llevaba también ventaja en las mediciones demoscópicas, éste se dio el lujo de dejar pasar la aduana bancaria y no acudir a la convención, lo que sí hizo Felipe Calderón quien, a la postre, llegaría a Los Pinos con una diferencia de medio punto porcentual.

En 2012 sí acudió López Obrador a la cita, justo cuando remontaba una desventaja que lo acercó a 6 puntos del siguiente ganador electoral, el actual Presidente Enrique Peña Nieto.

Recuerdo la expectativa que generó AMLO con los banqueros.  Y recuerdo que no le fue mal.  Pero en aquella ocasión realmente pocos pensaban que pudiera alzarse con la victoria en su segundo intento por convertirse en mandatario.

En esta ocasión no acudirán precandidatos.  Seguramente lo harán ya ungidos oficialmente y en campaña formal el año siguiente. Pero la ventaja del famoso “Peje” –que muchos ya la dan por definitiva- hace que la percepción (¿o preocupación?) sean distintivo de esta edición de la convención bancaria.

Cierto es que López Obrador ha suavizado su discurso en muchos temas, incluido el financiero-empresarial.  Pero tendremos la oportunidad de palpar directamente el sentir de un sector –el bancario- al que en diversas ocasiones el hoy Presidente de Morena ha satanizado.

Será muy interesante escuchar el mensaje del Presidente Peña en la inauguración de la Convención, porque generalmente en este foro echa un vistazo general a la situación que guarda el país y a lo que viene en el futuro inmediato.

A la política interna sumaremos también nuestro interés por escuchar el status de la relación de México con el gobierno de Trump, directamente del Canciller Luis Videgaray, así como la visión de protagonistas pasados de la historia estadounidense, como el extesorero Larry Rubin o el general Colin Powell, quien fuera Secretario de Estado norteamericano.

Y en materia comercial, justo cuando un día sí y otro también Donald Trump insiste en el muro y en la renegociación de un “injusto” Tratado de Libre Comercio, habrá un panel con quienes negociaron aquel famoso TLC: el mexicano Jaime Serra Puche, la estadounidense Carla Hills y el canadiense Michael Wilson.

En fin: finanzas, política, comercio

¿Liberalismo o populismo? ¿Continuidad o cambio de paradigma?

*Periodista, comunicador y publirrelacionista

@AlexRdgz

Compartir.

Deja un comentario