web analytics
Viernes 20 de Octubre de 2017

El Verdadero Norte

0

por Gabriel Ramírez.

Periodista mexicano en Canadá

-Jordi Soler en Canadá

El escritor Jordi Soler es contundente: “Si tomamos en cuenta lo que está pasando en México fracasé con el satélite del amor”.

Con esta lapidaria afirmación sepulta los intentos que diariamente hacía en su programa de radio en la década de los 90 para generar conciencia, entre quienes lo escuchaban, sobre los problemas que entonces aquejaban a nuestro país. Pero a la distancia reconoce que no logró su objetivo y así lo demuestra la crisis económica, política, social y de seguridad que atraviesa el país.

En su época como locutor de Radioactivo 98.5, el ahora novelista solía programar ritualmente la canción “Satellite of Love”, del compositor y músico estadounidense Lou Reed, mientras pedía metafóricamente que el artefacto se posará sobre territorio nacional irradiando esperanza, amor, pero sobre todo, claridad entre los mexicanos para atender y resolver conflictos como el levantamiento armado en Chiapas, las muertas de Juárez o la huelga en la UNAM.

Hoy, “México está pasando por un momento horrible para decirlo claramente” expresa

el también articulista del diario “El País” durante una entrevista realizada en su casa de Toronto, Canadá, donde reside desde agosto de 2016. Para sostener su dicho, cita casos como la desaparición de los 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa en Guerrero, los feminicidios o el asesinato de periodistas, un hecho que calificó como “profundamente grave”.

Con cierto pesar, Jordi Soler nos reveló que esta situación de violencia e inseguridad lo han llevado a desistir de un sueño al que aspiraba: regresar a su natal Veracruz y dedicarse a escribir sus novelas en una finca rodeado de cafetales, en medio de la selva.

El escritor nació en La Portuguesa, una comunidad de exiliados catalanes que llegaron a México después de la Guerra Civil Española y la dictadura de Francisco Franco.

Sin embargo, sus planes comenzaron a desvanecerse a medida que las extorsiones, el cobro de derecho de piso y los secuestros se convirtieron en una realidad cotidiana en ese estado del Golfo de México. Recientemente, su padre vendió la última propiedad de la familia en aquella región ante el prevaleciente clima de inseguridad y la presencia de los “Zetas” .

El autor de “Los Rojos de Ultramar”, libro que forma parte de una trilogía en la que cuenta la historia familiar, lamentó la situación que atraviesa su tierra. El capitalismo salvaje acabó con el lugar donde pasó los primeros años de su vida. Los grupos criminales se disputan la plaza y un Chedraui se levanta en el lugar de la finca donde creció. Por si eso fuera poco, los veracruzanos tuvieron que padecer el ominoso gobierno de Javier Duarte, que desde que asumió el poder, nos aseguró, se avizoraba que sería un oprobio.

Sin embargo, en su más reciente novela “El Cuerpo Eléctrico”, Jordi Soler nos obsequia una reflexión capaz de transformar la desesperanzadora y sombría realidad mexicana. Su personaje Cristino Lobatón, un diputado veracruzano del siglo XIX, afirma que “sólo los idiotas pueden creer en las promesas de un político”, pues la premisa del poder es que “si la gente no fuera idiota el mundo sería ingobernable”.

En la obra, el protagonista acumula una riqueza inconmensurable, producto de la explotación de un circo de freaks, entre los que se encuentra la liliputiense mexicana Lucía Zárate, pero también a partir del tráfico de opio a Estados Unidos.

Jordi Soler dice que su estancia en Canadá ha sido “tremendamente alimenticia”, ya que ha aprendido que hay otras maneras de ver al otro. Para el escritor, en estas latitudes “lo que hace el otro es tan importante como lo que haces tú, los derechos del otro van a veces por delante de los tuyos y esto pinta una realidad radicalmente distinta de la que tenemos en países como México o España, donde lo importante eres tú, donde todo puede suceder a condición de que no me molestes a mí”.

La charla con el escritor lleva a reflexionar que es tiempo de dejar de ser idiotas. Ya no podemos confiar más en las promesas de los políticos. La Constitución es su contrato, la armonía y el desarrollo social su deber. Basta de circos y ocurrencias sexenales que han generado muerte, pobreza y corrupción. También es tiempo de dejar de mirarnos el ombligo. Ante la desintegración del tejido social en nuestro país, debemos comenzar a estudiar y considerar el funcionamiento de otras sociedades. Urge conocer y aprender otras posibilidades de ver a nuestros semejantes ya sea al vecino, con quienes nos cruzamos en la calle o en el transporte público o el compañero de trabajo, ante las cada vez más estresantes, tensas y violentas interacciones sociales entre mexicanos.

 La novela canadiense

 Jordi Soler llegó a Toronto para aislarse de la ajetreada vida que por 15 años llevó en Barcelona. Antes radicó en Irlanda donde fue agregado cultural de la Embajada de México en Dublín. Pronto volverá a España pero se lleva lo que denomina su “novela canadiense”. Una historia inspirada en sus vivencias de caminar sobre la nieve por los bosques y ciudades multiculturales de este país, bajo temperaturas congelantes de menos 30 grados centígrados.

Estas experiencias extremas combinadas con misterio y suspenso serán el sello de su nueva creación literaria ya que la mayoría de su obra parte de algún hecho histórico que investiga y recrea con elementos de ficción.

Bolas de nieve

Segunda visita. La canciller canadiense Christya Freeland, asistirá a la Asamblea General de la OEA que se realizará este 19 y 20 de junio en Cancún, México.  

Consejos El Senado de Canadá recomendó al gobierno del país mejorar los lazos con México ante las políticas proteccionistas de Donald Trump.

Conclave. Una delegación mexicana participa en el Congreso Internacional de Parteras que se realiza en Toronto. Asisten representantes de 114 países. Buscan intercambiar experiencias y mejores prácticas en el cuidado de madres y recién nacidos.

En imagen: Jordi Soler, exlocutor de Radioactivo 98.5 desde Canandá

Compartir.

Deja un comentario