web analytics
Domingo 18 de Noviembre de 2018

Miles de luciérnagas hacen brillar los bosques en Nanacamilpa

0
Nanacamilpa.- En los meses de junio, julio y las primeras semanas de agosto, cuando la oscuridad viste de negro el corazón del bosque de Nanacamilpa, Tlaxcala, comienza el avistamiento de luciérnagas, un espectáculo de luces parpadeantes único en el mundo y patrimonio natural de la región.

Los senderos cubiertos de hojarasca en Villas del Bosque Santa Clara conducen al único Santuario de las Luciérnagas en México, sitio destinado a la preservación y conservación de la luciérnaga Macrolampis palaciosi, especie endémica de la localidad.

Tras realizar un pedimento a la Madre Naturaleza, en el cual los visitantes prometen respetar la flora y fauna del lugar, los guías locales encabezan un recorrido en el cual, entre las 20:30 y 21:30 horas, se puede observar la danza de cortejo de las luciérnagas y cómo visten de brillo la penumbra del bosque.

El avistamiento “es un ritual previo de apareamiento en el que los machos quieren llamar la atención de la hembra. La diferencia entre ellos es que los machos desarrollan alas y las hembras se encuentran en la superficie terrestre”, comentó Luis Ramón Galindo Contreras, guía de Santa Clara, en entrevista para Notimex.

De acuerdo con Santiago Zaragoza Caballero, investigador del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en el país hay 164 especies de luciérnagas; de las cuales, 84 son endémicas, lo que significa que no necesitan emigrar para alimentarse o reproducirse.

Las más de cuatro mil hectáreas de zona boscosa en el municipio de Nanacamilpa, que significa “Tierra de hongos”, son el hábitat predilecto de las luciérnagas por su ambiente húmedo y templado.

La peculiar luz verde con la que las luciérnagas ofrecen una espectacular experiencia a la mirada de los visitantes de Santa Clara se debe a que en su abdomen contienen una sustancia llamada luciferina, que en contacto con el oxígeno las dota de su característico brillo.

Cada luciérnaga puede poner de 100 a 150 huevecillos, y “los que se depositan en esta temporada son los machos que podremos ver volando el año que viene”, mencionó Galindo Contreras.

“Sólo hay dos santuarios en el mundo, el otro está en Nueva Zelandia, pero allá el avistamiento dura aproximadamente 10 minutos; mientras que en México dura más de 40”, comentó.

Además de la luciérnaga, el bosque cuenta con una gran biodiversidad de flora y fauna incluyendo árboles de pino, encino y oyamel, y animales como teporingos, lechuzas, liebres, víboras de agua, coyotes y diversos insectos, entre otros.

Desde hace 10 años, Santa Clara lleva a cabo recorridos turísticos en los que pretende difundir la riqueza natural del estado de Tlaxcala y la importancia de preservar los bosques y el medio ambiente en general.

El recinto, que desde 2012 cuenta con el certificado de Santuario de la Luciérnaga por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), recibe un promedio de mil 500 turistas semanales en la época del avistamiento, lo cual representa un riesgo para dicha especie.

“Anteriormente, se podían apreciar luciérnagas en las calles del municipio y los pueblos aledaños”; sin embargo, “el principal depredador de las luciérnagas es el hombre porque cada vez incrementa más el turismo”, añadió.

Por ello, Galindo Contreras recomienda a los visitantes seguir las indicaciones de los guías locales: no usar flash, no tomar fotos con celular, no fumar ni encender fogatas y caminar por los senderos establecidos.

“A pesar de que estos terrenos son de ejidatarios, son más cuidados que las zonas protegidas porque como existen programas de manejo, la gente sabe que aquí está su fuente de trabajo e ingresos”, comentó Gaudencio Benítez, gerente de Desarrollo y Transferencia de Tecnología de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

“Aquí no está permitida la caza y la tala, se cuenta con 12 senderos para el cuidado y preservación de la luciérnaga y usamos ecotecnología, pues la energía proviene de celdas solares y sólo se usa en la noche porque la luz las ahuyenta”, expresó el especialista de la UNAM.

Asimismo, Santa Clara cuenta con servicios de restaurante y cabañas con energía totalmente limpia, así como un sistema de separación de aguas, las cuales son utilizadas para riego en época de sequía.

De 2013 a la fecha, la Conafor ha destinado 15 millones 597 mil 475 pesos para la conservación del bosque de Nanacamilpa, recursos que provienen del programa Pago por Servicios Ambientales.

Santa Clara forma parte de la zona de ecoturismo en Tlaxcala, un sitio que ofrece la magia del brillo de las luciérnagas acompañado del olor a tierra mojada y el frío viento que se cuela entre la oscuridad que enmarca al bosque: un espectáculo imperdible.

 

Ntx.
Compartir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.