web analytics
Martes 26 de Septiembre de 2017

Ciudadanía, mejor preparada en protección civil ante sismos investigador

0

México .- En México la ciudadanía está mejor preparada en materia de protección civil y cuenta con instituciones para afrontar un terremoto, pero no es así en materia de infraestructura, señaló el investigador Arturo Tena Colunga.

El profesor de la Unidad Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), reconoció que tras los sismos registrados en 1985 los reglamentos de construcción evolucionaron y existen normas actualizadas.

“La tendencia es que las nuevas estructuras construidas a partir de los nuevos reglamentos estén mejor diseñados para resistir ese tipo de fenómenos y aunque pudieran presentarse daños, la idea es que no colapsen y que la gente no vea en riesgo su vida”, expuso en un comunicado de prensa.

No obstante, el ex presidente de la mesa directiva de la Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica consideró necesario tomar en cuenta que la Ciudad de México “posee zonas construidas hace muchos años, que no han recibido el mantenimiento adecuado” y fueron erigidas antes de la normatividad en vigor.

Indicó que hay edificaciones dañadas que siguen en pie, algunas como condominios y casas, están habitadas y sólo han recibido “pintura antisísmica”, pero no el nivel de ingeniería que requieren.

Incluso, hay algunos edificios que no se colapsaron en los años ochenta, pero que en un siguiente terremoto podrían hacerlo, advirtió el especialista.

El universitario expuso que todas esas construcciones “forman parte del inventario de riesgos al que una metrópoli debe prestar mayor atención”, sobre todo tratándose de una región de alta actividad sísmica.

Por ello, llamó a la población a trabajar de manera corresponsable y coordinada con las autoridades en actividades de prevención frente a desastres y a exigir una mejora en sus viviendas o espacios de trabajo.

“El desarrollo urbano implica planeación con base en los riesgos sísmicos, aun cuando predominan los intereses económicos de las inmobiliarias”, recalcó.

Tena Colunga consideró que en Chiapas las probabilidades de experimentar otro terremoto como el del 7 de septiembre son bajas, sin embargo no puede descartarse una réplica fuerte debido a los reacomodos de las placas tectónicas en esa región.

Esa zona del sureste ha permanecido sin cambios y no afecta al área de Guerrero, ya que no están ligadas y “afortunadamente no se trata de un fenómeno que se presente en cadena”.

“Uno con epicentro en la costa guerrerense debiera atenderse con mayor ímpetu por sus implicaciones en la Ciudad de México, aunque si ocurriera pronto, no estaría relacionado con el de Chiapas”.

Destacó que la alerta fue implementada en su origen con 12 estaciones en la zona de Acapulco y toda la costa de Guerrero, para anticipar la ocurrencia de un sismo, que es monitoreado desde antes de 1985.

Ntx.

Compartir.

Deja un comentario