web analytics
Domingo 17 de Diciembre de 2017

Lecciones del astronauta mexicano José Hernández I/2

0

Por Sofía Salinas.

“Orgullosamente me considero mexicano porque mis padres son de Michoacán y siempre me han enseñado a querer México”, comentó el astronauta José Hernández Moreno, quien trabaja en la NASA.

Foto: Luis Uribe

En un discurso pronunciado recientemente durante el Simposium Internacional de la Energía SIEC 2017, organizado por DEMEX, Diálogos para el Futuro de la Energía México 2017, la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas, CANAME, y la Asociación de Normalización y Certificación, ANCE, José Hernández Moreno relató su infancia:

“La pregunta es: ¿Aún seguimos siendo campesinos? ¿Cómo rayos se anima un niño a soñar querer ser astronauta? Y entonces, ese sueño nace cuando yo tenía diez años”, evocó.

“Cuando tenía 10 años, en 1972, lo que pasó fue que me tocó ver en una televisión blanco y negro las imagines del último astronauta que ha caminado en la luna, que es Eugene Cernan.

“Es la misión Apolo 17, la estaban pasando en la televisión, y yo recuerdo que cuando pasaban algo importante, pues mi papá me mandaba a mí a detener la antena para mejorar la recepción.

“Yo trataba de soltarla y se ponía peor la imagen, entonces, mi papá decía: Ahí quédate. Se pueden imaginar a un niño de diez años en forma contorsionista viendo las imágenes de Eugene Cernan caminando en la luna.

“Ya cuando se llenaba mi familia me dejaban soltarla y yo me sentaba, veía y escuchaba a Eugene Cernan.

“Escuchaba también al reportero de Escribiendo Todo, luego yo salía y veía hacia arriba, la luna casi llena, entraba y viendo al astronauta Eugene Cernan caminando en la luna.

“Yo dije: ‘Guau, esto es lo que quiero ser. Yo quiero ser astronauta.’

“Yo creo que lo mejor que pude haber hecho esa noche fue compartir ese sueño con mi papá, porque esa noche nos estábamos alistando para acostar, mi padre estaba delante de mí y yo detrás de él y le dije: ‘¡Oye papi!’  ‘Sí mijo.’ ‘Ya sé qué quiero ser cuando sea grande.’ ‘Sí? ¿Qué?’, ‘Quiero ser astronauta.’ ‘Quieres ser Qué?’

“Y yo estaba tan entusiasmado que no me dio nada de miedo. Quiero ser astronauta. Se me queda viendo y dice: Sí mijo, vamos a la cocina. No pues me asusté, porque en la cocina sólo pasan tres cosas y dos estaban completas.

“Uno, mi madre nos ponía a hacer la tarea y no nos levantábamos hasta terminarla. Dos, cena familiar, pero ya la habíamos hecho. Y tres, se hacía justicia. “Entonces ya pueden entender por qué mi preocupación. Y me sentaron en la misma silla que me sentaba mi mamá para hacer mi tarea y me hace justificar por qué quiero ser astronauta.

“Y nomás empecé a repetir todo lo que escuché en la tele, dije ‘Es que no puedo creer que nosotros como humanos podamos ir a la luna, un cuarto de millón de millas lejos y regresar sanos y salvos, yo quiero ser parte de eso’, agregó.

@Sofiasi2010

Compartir.

Deja un comentario