web analytics
Jueves 19 de Octubre de 2017

La Cuarta Ronda

0

Por Luis Octavio Murat Macias.

Un capítulo completo sobre energéticos y corrupción ha sido incluido en las negociaciones que ayer se iniciaron entre México, Canada y Estados Unidos correspondientes a la Cuarta Ronda del TLCAN que dio comienzo el día de ayer en Arlington, Virginia, la cual, posiblemente se extenderá dos días más, afirmó Robert Lighthizer, representante comercial de Estados Unidos, agregando que: “Hasta el momento, hemos hecho buenos progresos y espero días de mucho trabajo en esta Ronda”.
 
La trilateral comercial ha completado, en las tres Rondas anteriores, los capítulos relacionados con las Pymes, (pequeñas y medianas empresas) y el de competencia.
 
La Cuarta Ronda dio inicio en medio de vientos fuertes provocados por las amenazas de Donald Trump expresadas horas antes de la reunión trilateral: “lo mejor que podría ocurrirle a Estados Unidos sería salirse del TLCAN”. Más tarde agregó, “Se han logrado cosas positivas en las negociaciones pero lo mejor sería continuar en el TLCAN solamente con Canada”.
 
Al respecto, Larry Rubin, Presidente de American Society of México advirtió que: el Presidente Donald Trump aprovechará temas como el de la corrupción para presionar a México a que financie el muro y cumplir así la promesa hecha en la campaña electoral.
 
Días antes, el gobierno de México en voz del presidente, Enrique Peña Nieto, fue claro al responder: “México no pagará el muro”.
 
Pasados los días, Trump continuó hablando como si no se hubiera enterado de la afirmación de Peña Nieto, “se hizo el sueco” y espero, como zorro que es en materia de negocios, el momento oportuno para presionar y en efecto la Cuarta Ronda lo es, y lo esta aprovechando con sus acostumbradas fintas.
 
Sin embargo, medido como lo tiene, el canciller Luis Videgaray aprovechó su comparecencia en el Senado y las expresiones fecales de la senadora Layda Sansores para subrayar que la política exterior de México tiene dos objetivos: fortalecer el contacto y presencia en el mundo, y enfrentar con éxito la etapa y diálogo de negociación con Estados Unidos.
 
Reiteró que nuestro país no pagará por el muro fronterizo. Agregando que si se acaba el TLCAN no sería el fin del mundo y se seguirá adentro “solo si conviene a México”.
 
La Cuarta Ronda es el inicio de las negociaciones que definirán al TLCAN, la primera más importante de las tres reuniones de escarceos que se han realizado; una en México, otra en Estados Unidos y otra en Canadá, faltan tres para completar las siete acordadas.
 
Con el inicio de la Cuarta Ronda las negociaciones más difíciles abren sus puertas a las duras propuestas que se esperan en las negociaciones con Estados Unidos.
 
La Cuarta Ronda, que se inició ayer, será definitoria debido a los temas que tratarán como son las reglas de origen, el capítulo 19 del TLCAN y los temas que mencionamos en un principio: corrupción y energía.
 
Cabe hacer notar que nuestro país llego fortalecido a Washington al haber afirmado que de endurecerse las presiones con negociaciones imposibles de aceptar, nuestros representantes se levantarán de la mesa y México se retirará del TLCAN y optar por la Organización Mundial de Comercio para hacer uso de la cláusula de “nación más favorecida”, la cual se instrumentó con el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) en cuyo Artículo 1o a la letra dice “… cualquier ventaja, favor, privilegio o inmunidad concedido por una parte contratante a un producto originario de otro país o destinado a él, será concedido inmediata e incondicionalmente a todo producto similar originario de los territorios de todas las demás partes contratantes o a ellos destinado”.
 
Lo anterior implica que en el marco del GATT ningún país puede llegar a un acuerdo de rebaja arancelaria o no arancelaria, sin ser extensible el resto de los países firmantes de la ronda de negociación.
 
Nación más favorecida”, cláusula que se entiende como el que toda nación firmante de un acuerdo del GATT debe resultar igualmente favorecida en todo beneficio comercial.
 
De optar por ese camino, México mantendría el intercambio comercial con Canadá como hasta ahora.
 
Sin embargo, el gobierno mexicano está consciente de que si las negociaciones no se flexibilizan para obtener ventajas para los tres países y no para uno solo como pretende Donald Trump, el resultando sería que los tres países perderían las ventajas y beneficios de lo que hasta ahora ha sido el acuerdo trilateral más importante y poderoso del mundo: el TLCAN.
 
Por último, una carta de advertencia fue enviada al presidente Trump por 310 cámaras y organizaciones de comercio estadounidenses en la cual le piden que no dañe el tratado comercial y que además, retire su advertencia de que “lo mejor para Estados Unidos es salirse del tratado comercial”.
 
Finta la de Trump que ya no engaña nadie, toda vez que carece del poder para decidir la salida de Estados Unidos del TLCAN, pero que en caso de ocurrir, la salida llevaría por lo menos seis meses para concluirse. Decisión, que por cierto, no la tomaría el presidente Trump, sino la Suprema Corte de Justicia.
 
En el caso del “porque no y porque sí”, el TPP fue un caso diferente, pues se trató de un Tratado en formación no terminado, y fue por ello que Trump tuvo mano para tomar la decisión ejecutiva en el sentido de no participar.
 
Fe de errores: En la columna anterior, La batalla de Margarita, mencioné que Roberto Madrazo tomó un atajo en un maratón en Estados Unidos, lo correcto sería que lo hizo en el maratón de Berlín, Alemania.
 
@luis_murat
 
Compartir.

Deja un comentario