web analytics
Lunes 18 de Diciembre de 2017

¿Qué pasa en Cancún?

0

Por Raúl Flores Martínez.

Algo está pasando en la Rivera Maya, ese silencio que genera el crimen organizado para que los medios locales no vean, escuchen y difundan algo.

La pelea por la plaza que tiene el cártel de Jalisco Nueva Generación, Golfo y Pacifico, están generando conflicto y miedo entre los habitantes de Cancún, Playa del Carmen ante los diversos enfrentamientos y ejecuciones que se han tenido en los últimos meses.

Los niveles de violencia han aumentado considerablemente, violencia que va de la mano con diversos delitos que se están cometiendo desde el cobro de piso, secuestro y claro venta de droga.

Esta lucha se debe a que las organizaciones criminales, como el cártel del Pacifico, Beltrán Leyva, Golfo y Juárez utilizaron desde los años 80 diversas rutas aéreas y terrestres para el trasiego de cocaína de Colombia a México con destino a Estados Unidos.

Sin embargo, el traslado de estupefacientes de Colombia y Ecuador con destino a México, sufrieron modificaciones con los constantes operativos que realizan las Fuerzas Armadas desde el inicio de la llamada guerra contra el crimen organizado iniciada en diciembre de 2006.

Dentro de las modificaciones que utilizan las organizaciones criminales, es la utilización de rutas marítimas, la asesoría de agrupaciones de derechos humanos y la utilización de geolocalizadores en los paquetes de droga para que sean localizadas de inmediato en mar abierto, el uso de torpedos dirigidos llenos de cocaína, aviones ligeros o lanchas rápidas para el trasiego de cocaína.

Ante esto la Marina-Armada de México (SEMAR), puso mayor énfasis en tener lo último en tecnología de punta en radares, cámaras nocturnas, helicópteros, lanchas y drones, lo que se traduce en importantes golpes al crimen organizado principalmente al cártel del Pacifico, quien utiliza cinco rutas marítimas para el trasiego de cocaína de Sudamérica a México.

En los últimos años la Armada de México ha logrado importantes aseguramientos de cocaína en altamar, principalmente en aguas y playa de Puerto Chiapas, ubicado en los límites del estado de Chiapas y Guatemala. Tan solo del periodo mayo-junio del presente año, se logró recuperar una tonelada 691 kilos de cocaína en altamar y puerto, sin detenidos.

Esto se debe a que los integrantes de las organizaciones criminales, asesorados por instancias de derechos humanos, les han recomendado tirar la droga al mar, incendiar sus lanchas o tirarse al océano al ser sorprendidos por las autoridades, con la finalidad de cambiar su estatus de presuntos delincuentes a náufragos.

Esta pelea por las rutas, es parte de la lucha intracarteles que también buscan apoderarse de la plaza de Cancún que es la puerta abierta al comercio internacional de las drogas.

Compartir.

Deja un comentario