web analytics
Lunes 18 de Diciembre de 2017

Gran barata de AMLO, Anaya y Barrales

0

Por Rubén Cortés.

El tándem Anaya-Barrales surge como gran competidor de AMLO por arrebatarle el título de mejor vendedor ambulante de remedios milagrosos de nuestra política: no arranca la campaña y ya prometen hacer puentes donde no hay ríos porque… también prometerán hacer ríos.

Al anunciar ayer su Proyecto de Nación 2018-2024, AMLO volvió a tratar a sus votantes como ciudadanos intelectualmente inferiores: para la reconstrucción por los dos sismos y tres ciclones de septiembre, prometió lo mismo que desde septiembre está haciendo el gobierno actual.

AMLO promete 45 mil millones de pesos en la reconstrucción de los siete estados dañados, reconstruir viviendas, infraestructura carretera y de transporte, patrimonio histórico y cultural, infraestructura educativa y de salud.

Está tan metido en su papel de merolico de campañas que no da crédito al intelecto de los ciudadanos, quienes escuchan casi a diario en tiempos oficiales de radio y TV que el gobierno actual ya invierte 48 mil millones de pesos en la reconstrucción y en apoyo a 12 millones de afectados.

Tanto cree estúpida a la gente, que no piensa en que él mismo estuvo un mes sin poder acaparar los spots de Morena porque los partidos cedieron al estado mexicano sus promocionales en tiempos oficiales para que la población fuese mejor informada acerca de la reconstrucción.

Los 48 mil millones ya están siendo invertidos en la reparación de 16 mil escuelas (13 por ciento de todas las aulas del país), mil 821 edificaciones históricas, 180 mil viviendas… todo eso con recursos el Fonden, de la vía fiscal y de apoyos privados.

¿De dónde sacaría AMLO 45 mil millones de pesos más? Bueno, esos detalles no le interesan a AMLO: son nimiedades que no cree tener que explicar un vendedor ambulante de remedios milagrosos de la política. Lo complicado para AMLO es que ya le salieron otros vendedores ambulantes.

Son Anaya y Barrales, quienes ayer le subieron la parada al gran merolico y prometieron una renta universal a los 120 millones de habitantes del país, quienes se podrán sentar en sus casas tranquilamente sin hacer nada, pues les llegará, sin más, un salario mensual.

¿De dónde sacarían Anaya y Barrales una renta universal para los 120 millones de habitantes de país? Bueno, esos detalles no le interesan a Anaya y Barrales: son nimiedades que no creen tener que explicar estos dos nuevos vendedores ambulantes de remedios milagrosos de la política.

Sin embargo, que ellos traten como estúpidos a los electores no indica que lo sean ellos. AMLO, Anaya y Barrales entienden que en México nadie gana una elección con una campaña de políticas bien pensadas, sino con una sarta de promesas.

Porque creen que tratan con tontos.

Y que gobernarán a tontos.

Compartir.

Deja un comentario