web analytics
Lunes 18 de Diciembre de 2017

¿Logrará Carlos Joaquín el control político total de Quintana Roo?

0

Por Miryam Gomezcésar.

Imposible sustraerse de los temas del momento, todos en el contexto de los candidatos que contenderán en el proceso electoral, a un año del cambio presidencial y en la antesala del relevo del Gobernador del Banco de México, Agustín Carstens Carstens.

Conforme pasan los días la expectativa por el tradicional dedazo que revelará el nombre del hombre (porque no será mujer), elegido por Enrique Peña Nieto para sucederlo, tiene desplazados otros temas importantes para la economía  como la inflación que se presenta en momentos difíciles para la mayoría; el resultado de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el nuevo incremento a la tasa de referencia del actual 56.3 a 79.7 a partir de diciembre.

Las exageradas alabanzas del canciller Luis Videgaray Caso al secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña, no sólo azuzaron el avispero en el equipo compacto de EPN cuando el líder del Consejo Político Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Ochoa, se esforzaba en desacreditar al candidato de Morena a Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador.

“Yo deseo que arreglen sus cosas con tranquilidad porque en el PRI no pueden sacar a Meade. Les está costando trabajo, está haciendo su luchita Chong, se ve, se están publicando encuestas en donde Chong está arriba de Meade, muy arriba” comentó sobre el ‘destape’ anticipado del llamado ‘tapado’, en su gira por Jalisco, con un tino certero y ese tono irónico que lo caracteriza.

El excesivo ruido ocasionado por Luis Videgaray, que desnuda al habitante de Los Pinos, demuestra los desatinos en ese círculo y resalta una vez más que la lucha electoral presidencial será entre 2 (PRI/Morena)  porque tanto a los aspirantes a candidatos independientes como a los indecisos líderes del Frente Unido por México (PAN/PRD/MC), no se les ve entusiasmo, enfrascados como están en sus luchas intestinas.

Como en el BuenFin de la Semana más Bara, en los partidos políticos se agitan las aguas en la búsqueda de opciones ganadoras -donde las haya- y en su desesperación, apuntan a los mismos de otros partidos en tanto que  eso ‘hallazgos’, disfrutan ser parte de una apuesta al mejor postor. Como en Quintana Roo, donde los aspirantes a las candidaturas en los partidos políticos se ‘aferran’, dispuestos a negociar si fuera necesario. Lo que caiga es bueno ¡Faltaba más!

En el PRI, las otrora fuerzas vivas que se aglomeraban en la llamada Casa del Pueblo en Chetumal el día ‘D’, ahora están dispersas en espera de ser buscadas mientras sus dirigentes aguardan el destape de los candidatos de Morena para decidir los propios. Este dato es revelador porque antaño era al revés, los demás partidos esperaban el destape de los candidatos del PRI para sacar los propios. Desde luego que las candidaturas más ansiadas son las federales, diputaciones y fórmula para el Senado de la República. Las presidencias municipales corren en dos pistas diferentes: los que pueden y quieren reelegirse y los ingenuos que sueñan con permanecer.

Benito Juárez y Solidaridad son tal vez los casos más representativos. En Cancún, el alcalde Remberto Estrada Barba, se ha convertido en ese lastre que nunca imaginaron los aliancistas del PVEM/PRI. Temas como la concesión de las luminarias a una empresa neoleonesa, por 20 años, enojó a los cancunenses.

El caso de El Mirador en Playa Delfines de la zona hotelera, que presumiblemente desaparecerá y que despojará al pueblo quintanarroense de un derecho inalienable, para la construcción de un complejo privado como es el Hotel Solaris, tiene confrontadas a la comunidad y las organizaciones no gubernamentales con el sector empresarial, por la defensa que hacen estos últimos del consorcio que ya causó la muerte de tortugas en su zona de anidación, por meter maquinaria pesada.

Tal vez por su ambición extendida y su mezquindad excedida, hace que el alcalde arriesgue mucho más allá de un espacio de convivencia familiar tan llamativo como es el Mirador de Playa Delfines, atenta contra una zona de suma fragilidad por la sobre-densificación y contar con una sola vía para transitar. 

La torpeza demostrada por el alcalde para resolver los más importantes temas municipales, hacen de su reelección un obstáculo difícil de rebasar para el PVEM/PRI, en momentos en que la confrontación política y el hartazgo social son de alta peligrosidad.

En Solidaridad, los matices en la conducción de Cristina Torres como alcaldesa, no convencen a los solidarenses que ven en el avance del crimen organizado el inicio de la decadencia de este destino turístico tan importante. Sus habitantes viven con el mismo temor e incertidumbre al de quienes radican en el municipio de Benito Juárez. Esto, más la creciente presencia de Morena, son un serio acicate para el anhelo de continuidad de la Presidente Municipal, quien, pese al apoyo recibido del Gobernador Carlos Joaquín González, no ha logrado convencer a su electorado.

Lo mismo sucede en Othón P. Blanco, con serios problemas por la creciente inseguridad, la falta de diversificación de su economía y las dificultades propias de la lucha por el control presupuestal. En este municipio la desilusión con el llamado Gobierno del Cambio y el activismo de los exmandatarios estatales Félix González Canto, Mario Villanueva Madrid desde su reclusión, a través de amigos y familiares y, por su lado, Joaquín Hendricks Díaz, complicarán el refrendo electoral como se propone la alianza PAN/PRD y ahora también MC, este último partido con aportación de sufragios mínima por su relativa presencia.

Aquí también el avance de Morena es una realidad a pesar del grupo que promueve un golpeteo constante a esta opción electoral, la tendencia lo favorece, en Morena lo saben y lo aprovechan.

Afirmar que hay acuerdos entendidos entre los exmandatarios estatales (todos priístas) con el actual, para fortalecer al PRI, es más que aventurado, sin embargo, cuando en la población hay fastidio por la realidad con el Gobierno del Cambio y los grupos opositores se unen o se ponen de acuerdo (exgobernadores), todo puede modificarse. De suceder, el resultado electoral del 2018 será catastrófico para la alianza del PAN/PRD/MC.

Si bien es cierto que las nuevas adquisiciones de Morena disgustaron a su militancia fundacional, también lo es que en ese partido están privilegiando la capacidad aglutinante de sus nuevos hallazgos. Algunos participantes menospreciados en su partido son la ganancia de la novel organización.

Es necio preguntar si Carlos Joaquín logrará el control político total de Quintana Roo, de hecho lo tiene, aunque en su equipo, salvo honrosas excepciones, no lo entiende. En enero con toda seguridad habrá cambios y/o enroques en su gabinete. Estos no necesariamente obedecen a perfilar a sus altos funcionarios a puestos de elección popular porque no se han ganado a la población y sí, han abusado del eventual poder que les confirió.

Compartir.

Deja un comentario