web analytics
Lunes 18 de Diciembre de 2017

¿Anaya o Mancera?

0

Por Luis Octavio Murat.

Dante Delgado, presidente de Movimiento Ciudadano, advirtió al Frente Ciudadano por México tomar decisiones y llegar a acuerdos para elegir candidatos, a más tardar mañana viernes como fecha límite. De no hacerlo, el Movimiento Ciudadano dejará el Frente por México.

Así de fácil, toda vez que los tiempos están encima y los jugadores de Morena y del PRI están prácticamente en campaña y con ventaja en los medios, lo cual no conviene a los intereses partidistas de los tres partidos que integran el Frente. No obstante y según Guadalupe Acosta Naranjo, uno de los líderes del PRD y representante de Los Galileos, asegura que están acorde con los tiempos y un 90% avanzados en las negociaciones de las candidaturas en todo el país; agregando que se atraviesa la renuncia de Alejandra Barrales como presidenta del PRD y habrá que dejar todo bien planchado, principalmente las candidaturas a la presidencia de la república y a la jefatura de gobierno de Ciudad de México.

Estas dos posiciones han sido las más difíciles de negociar en el seno del Frente por México; incluso, hasta el mes pasado el duelo en las encuestas entre Anaya y Mancera se peleaba palmo a palmo. Había días que estaban empatados, al siguiente, Anaya aventajaba a Mancera dos a uno, y al amanecer las encuestas cambiaban situando a Mancera con el 21% de las preferencias superando a Anaya y a Rafael Moreno Valle.

Las descalificaciones entre ambos contendientes empezaron a crecer, incluso, Mancera acusó a Ricardo Anaya de ser “doble camiseta”, pues defiende las causas del Frente Ciudadano por México y al mismo tiempo trata de beneficiar a su partido, el PAN, afirmó el jefe de gobierno; ya sabe usted, suele hablar con dichos galleros y futbolísticos para ilustrar lo que piensa de sus adversarios.

Por oro lado, Mancera ha señalado que no participaría en el proceso de selección del Frente en caso de que no se utilice un método transparente para que las fuerzas políticas decidan al candidato bajo consenso.

Días después, Mancera hizo público su deseo de ser participe en la candidatura por el Frente o por el PRD.

De manera que, mañana viernes, nos enteraremos quien resultó ser el candidato a la presidencia, quien para la jefatura de Gobierno y quienes para el senado y de ser Mancera primero tendría que sortear que el obstáculo del articulo 55 constitucional que le impediría al jefe de gobierno jugar por un escaño.

Así las cosas, Anaya y Mancera llegan a la final de la competencia con significativo desgaste político como resultado de una contienda muy disputada.

Sin embargo, Mancera, al ser jefe de gobierno, cuenta con fuerza e influencia económica y política por eso no se descarta todavía de la carrera por la candidatura presidencial.

Sin duda, el voto de Ciudad de México es amplio e influyente, tan es así, que los líderes del PRD, incluida Alejandra Barrales, las tribus, los gobernadores, Graco Ramirez de Morelos y Silvano Aureoles de Michoacan, se reunieron en el Palacio del Ayuntamiento con Miguel Mancera para cerrar filas y posicionar su imagen, a fin de emparejar a Ricardo Anaya en las preferencias electorales porque los perredistas tienen claro que Movimiento Ciudadano de Dante Delgado está más comprometido con Ricardo Anaya y su proyecto partidista que con la aspiración de Miguel Angel Mancera.

“Toda la carne al asador”, ordenó el jefe de gobierno amante de los dichos, y si, lo que se vio el martes pasado calibró que el perredismo está en torno de Mancera.

Lo anterior, deja claro que el PRD ya tiene candidato y que la “cargada” del martes en las oficinas de Mancera huele a “madruguete”, lo que seguramente provocará que Anaya opte por ser candidato único de su partido, el PAN que, aunque dividido cuenta con el 22% de la votación total, no así el PRD que captaría un 5 o 6 % del electorado en la próxima elección.

En consecuencia, ¿por qué declinaría Ricardo Anaya a favor de Miguel Mancera la candidatura por el Frente por México?

Es indudable que la fuerza partidista del PAN es superior a la del PRD que llega a la elección del 2018 diezmado, dividido, abandonado por los líderes que le dieron fuerza y brillo para cobijarse con Morena y recibir la bendición y el perdón del mesías por el arrepentimiento a tiempo del pecado que cometieron como fue el militar en un partido que se desvió y que él mismo abandonó.

Finalmente, Ricardo Anaya cuenta con un partido que tiene fuerza al gobernar a 40 millones de mexicanos en once estados del país; es la segunda fuerza electoral federal en las cámaras legislativas y el segundo partido mejor posicionado del país.

En consecuencia, Anaya tiene la fuerza partidista en el país y Mancera cuenta con un PRD bastante disminuido como para ganar la presidencia de la República.

@luis_murat

https://www.facebook.com/luisoctaviomurat/

Compartir.

Deja un comentario