web analytics
Martes 16 de Octubre de 2018

La violencia en Quintana Roo, una bomba de tiempo electoral

0

Por Miryam Gomezcésar.

La colocación de arcos detectores de metales y la instalación de cámaras de vigilancia que permiten identificar a los usuarios que adquieran boletos para cruzar a Cozumel y viceversa en los ferrys, más la presencia de las Fuerzas Armadas transitando por calles, avenidas y la carretera, de alguna forma mitiga el temor del sector que advierte en la cancelación de reservaciones para la temporada de primavera, los efectos negativos de la explosión.

El desorden que no han querido admitir los gobiernos, pero que deriva en la inseguridad de todos los habitantes del estado, debería ser considerado por los mandatarios como un tema importante que debe resolverse pronto ante el notable avance del crimen organizado y de la delincuencia ordinaria que tienen asolado al ciudadano común que carece de condiciones para protegerse y cuyo estado de ánimo es un reloj esperanzado en un cambio que los gobiernos actuales con su indolencia, menosprecian.

Aunque el Gobernador Carlos Joaquín asegura que en la entidad “hay cero tolerancia a la delincuencia”, el relajamiento en los gobiernos locales que solapan la corrupción también deriva en situaciones delicadas que exponen la tranquilidad de las familias, tales como el desorden en Desarrollo Urbano municipal que permite el cambio abrupto de uso suelo y con ello, la proliferación de comercios en zonas habitacionales.

Esto no lo acepta la oficialidad pero las cifras fatales van creciendo y la sensación de inseguridad entre los ciudadanos tal vez no sea la misma que persigue al mandatario, quien insiste en identificar como el deseo de algún grupo de desestabilizar a su gobierno, sin embargo, no depura el suyo desde donde se gestan acciones que comprometen entre otras cosas su credibilidad.  

Aunque el Comandante de la X Región Militar, General de División, diplomado de Estado Mayor Presidencial, Gustavo Nieto Navarro, asegure que el crimen organizado no se trata de tal en Quintana Roo sino de narco pandillas “Gente que dice pertenecer a esas bandas y andan comprando esas franquicias para usar el nombre”, la fortaleza que esas células han demostrado es tan aterradora como la más peligrosa y conocida por los habitantes que se saben indefensos al acoso de los delincuentes llámense de alta peligrosidad o simples desocupados que al portar un arma blanca sienten la capacidad de aniquilar a cualquiera.

Las cifras de ejecutados, extorsionados, asaltados con violencia en la calle, en negocios o en casa habitación, se incrementan sin que se logre frenar ésta patológica tendencia. Entre otras actividades delictivas frecuentes que mantienen en tensión a la actividad comercial es el cobro de la supuesta seguridad ofrecida por las bandas a empresarios de todo tipo que al negarse a pagar el llamado derecho de piso, arriesgan su negocio y la vida. 

Ésta ruda realidad pone en jaque la inversión de la iniciativa privada en la zona norte del estado. Todo lo anterior ha sucedido sin una respuesta oportuna por parte de la autoridad local que, pese a los implementos adquiridos por los gobiernos y la parafernalia de la disposición oficial, esto no se traduce en el orden y su mantenimiento en la vida institucional.

Estos complejos asuntos tienen que atenderse con más contundencia que la usual porque está de por medio la credibilidad del régimen actual, una confianza vital en medio de un proceso electoral con una fuerte tendencia negativa que poco favorece a los aspirantes a los puestos de elección popular.  

En los municipios de Benito Juárez, Solidaridad, Tulum, Cozumel, todos los días hay actos criminales en la vía pública e intento de ejecuciones, formas excesivamente agresivas que se utilizan en los atentados.

El pánico en la población que presencia los atentados sellados con el aterrador sonido de las detonaciones es el marco de la zozobra. Antier jueves 15 hubo dos ejecutados en Playa del Carmen y ayer viernes 16, un intento de eliminar a una persona en un estacionamiento de conocido restaurante en una zona céntrica de Cancún. 

La  malsana actividad que genera las tragedias también da fe del lamentable momento que se vive en este paraíso donde los criminales no dan tregua. La droga que llega por cielo, mar y tierra es distribuida con facilidad. 

Así lo constata el encuentro de una avioneta Cesna, matrícula YV3224 (que presuntamente transportaba droga) que fue localizada en la ribera del río Hondo, cerca de La Unión, población fronteriza con Belice y Guatemala.

Versiones periodísticas indican que la aeronave fue encontrada en un potrero de Blue Creek, distrito de Orange Walk, sin embargo, en la zona sur del estado esto no es novedad porque en lo que va del año se han detectado otras dos avionetas anteriormente, una quemada en Indian Creek y al día siguiente, otra en Corozal, como registra el diario regional ¡Por Esto!, en su edición de ayer viernes 16, sobre un asunto tan conocido.

La introducción de drogas por la franja fronteriza no es nueva sino que ha sido frecuente desde hace varios regímenes. Por ser un área tan extensa, presenta dificultades serias para su vigilancia permanente. Su vulnerabilidad, aprovechada por los traficantes de todo, permite una dinámica económica constante por las condiciones favorables y el nivel de la demanda. Lo mismo se introduce inmigrantes indocumentados que productos de consumo como alcohol, tabaco (aparte de drogas y armas), entre otros que se venden con facilidad en el vasto mercado del clandestinaje.

Sobre el tema del proceso electoral que se acelera conforme pasan los días, hay demasiado ruido que confunde a la mayoría. El registro de candidatos a los diferentes puestos de elección popular que se concursan el primer domingo de julio próximo empieza a conformar lo que será una agotadora carrera para intentar arrebatar el triunfo, sin embargo, aunque son muchos los aspirantes, son pocos los que tiene alguna ventaja en lo que parece será una batalla entre capitales.

La primera inscripción en Playa del Carmen el INE, fue la del ex Presidente Municipal de Solidaridad, Miguel Ramón Martín Azueta que participará como candidato de Movimiento Ciudadano de la alianza PAN/PRD/MC “Por México al frente”,  a la diputación federal por el Distrito 01 (que comprende los municipios de Isla Mujeres, Lázaro Cárdenas, Tulum, Cozumel y Solidaridad), en fórmula con el Dr. Rubén Tapia, tal vez el distrito más difícil de los 4 que conforman la geografía política estatal.

En su discurso inicial habló de su regreso a la participación activa en la vida política “Porque hay mucho que hacer, porque no debemos dejar en manos equivocadas los asuntos importantes del estado”.

Miguel Ramón, como una figura controvertida, no tiene la carrera sencilla, sabe que enfrentará una férrea oposición, primero por los errores del gobierno al que perteneció, por ser el distrito más peleado y porque atrás de los otros contendientes está la mano tenebrosa de ex mandatarios.  

Compartir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.