web analytics
Lunes 10 de Diciembre de 2018

Presentan cargos en Nueva York contra líderes de secta de Nxivm

0

Nueva York.- La Corte del Distrito Este de Nueva York presentó hoy cargos contra Keith Raniere y la actriz Allison Mack, supuestos líderes de la secta secreta de la organización Nxivm, por tráfico de mujeres y conspirar para esclavizar personas.

Los cargos fueron presentados horas después de que las autoridades arrestaran a Mack. Raniere fue detenido el mes pasado en México, de donde fue extraditado para enfrentar acusaciones de que su secta marcaba mujeres y las obligaba a participar en actos sexuales.

La corte, con sede en Brooklyn, destacó que Mack fue presentada este viernes ante la corte, mientras que Raniere será llevado en una fecha posterior. De ser encontrados culpables, podrían enfrentar penas de entre 15 años de prisión y cadena perpetua.

De acuerdo con las acusaciones, en los últimos 20 años Raniere estableció una serie de supuestos programas de autoayuda dentro de su organización Nxivm, con sede en Nueva York y con operaciones en varios puntos en Estados Unidos, así como en México, Canadá y Sudamérica.

Raniere creó dentro de esta organización una sociedad secreta, llamada DOS, un acrónimo en latín que significa “Amo/Maestro de las compañeras obedientes”, operado con niveles de mujeres “esclavas”, que eran propiedad de los “amos” y que debían reclutar a otras víctimas.

DOS prometía a las mujeres empoderarlas y erradicar sus debilidades. Las personas reclutadas debían proporcionar una “garantía”, que incluía información altamente dañina sobre amigos y familiares, y fotografías de ellas desnudas, entre otros materiales comprometedores.

A las esclavas se les decía que esta garantía colateral podría ser difundida si revelaban la existencia de esta secta o si la abandonaban. Muchas de las víctimas fueron marcadas mediante cauterización en su área pélvica con un símbolo que llevaba las iniciales de Raniere.

De acuerdo con los documentos de la corte, Mack requirió directa o implícitamente a sus esclavas, incluyendo a dos de las mujeres que presentaron la demanda y que no fueron identificadas, que participaran en actos sexuales con Raniere.

A cambio de esto, Mack recibió beneficios financieros y de otro tipo de parte de Raniere. Las esclavas creían de que de no participar en estas actividades sus garantías colaterales serían difundidas.

Richard Donoghue, fiscal de la Corte del Distrito Este de Nueva York, aseveró que “las víctimas fueron explotadas tanto sexualmente como por su trabajo en beneficio de los demandados”.

 Ntx.

Compartir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.