web analytics
Miércoles 26 de Septiembre de 2018

Anaya sí puede operar cambios

0

Por Jorge Miguel Ramírez Pérez.

El cambio dicen, es necesario. Renovarse o morir.

En lo personal y en lo colectivo es un ideal, algo que se supone es para bien, nunca para retroceder, menos para mal.

En política el cambio a secas, es un mecanismo que cada quien imagina en su provecho, pocos lo analizan en la realidad y menos lo explican, los que lo prometen.

Por eso pierden fuerza en poco tiempo los ofrecimientos de transformaciones que no tienen pies ni cabeza.

Los autoritarios te dicen: “confía en mí y ya”. Pero no tienen sustento sus dichos, son ocurrencias o mentiras deliberadas, palabras sin sentido o carentes de contenido, rollos distanciados abismalmente de las ideas, porque éstas, las verdaderas ideas, proceden del razonamiento y llegan a las emociones, no al revés; ya que las pasiones como impulsos irreflexivos, no tienen una pista de aterrizaje constructiva.

Y en esta etapa electoral el engaño está a flor de boca. Se seduce mintiendo, pero el debate público exhibe al improvisado con doble discurso.

Eso le pasa a Obrador. Una vida llena de simulación se le cae: no puede justificar años sin trabajar, años en los que no asistió a ninguna universidad, años de ignorar que la vida tiene su chiste y no es tan fácil  perforar pozos de petróleo. Él, lo que  sabe, es incendiarlos.

Por eso no pueden imaginar los autoritarios a la democracia. Son intolerantes; tienes que adivinar que es lo que dicen en realidad y ¿cómo le van a hacer?  porque tu eres el que te ves obligado a quebrarte la cabeza intentando descifrar torpezas.

Ya dijo Obrador que rechaza la reforma educativa y salió de defensor de la maestra de kínder, Elba Esther Gordillo, la hedonista millonaria, presuntuosa de poder; y de los de la CNTE, dizque su enemigos. Los que siempre fueron sus aliados para chantajear al poder. Lo que todos sabíamos menos los funcionarios de la SEP de los diversos gobiernos, que esos conflictivos grupos en su estilo voraz,  son lo mismo. Unos queman ciudades y otros presupuestos. Son depredadores de la vida de la niñez.

En pocas palabras Obrador tiene como “proyecto en educación” garantizar que los sindicatos puedan seguir manejando a su antojo las plazas de maestros. Porque si no lo sabe querido lector, esas plazas las venden esas agrupaciones .

Las propuestas de los obradoristas se dirigen para que sigan ganando más, no los que demuestran mejores aptitudes y desempeño, sino los que son incondicionales de los líderes.

Obrador quiere que se sigan heredando las plazas a los hijos de los maestros, solo por el hecho de ser hijos, sin importar la capacidad, ni las calificaciones para ello.

Y quiere el de Morena, quitar todo lo que legalmente impide a la CNTE, la agrupación que es vandálica, antes que magisterial; que haga y deshaga con la educación en los estados donde tiene seguidores.

Para Obrador el cambio es atenerse a su veredicto de chamán. El pueblo tiene que ajustarse a la ley de la selva del jefe hotentote. No hay leyes, ni instancias; el iluminado, sigue su personal capricho en temas colectivos que no pueden tratarse sino mediante las leyes y las instituciones.

El cambio en Obrador es que no hay cambio. Hay retroceso. Quitar las reformas es su alcance estratégico.

¿Porqué? Porque sí.

Y por eso Anaya a hecho las aclaraciones de manera puntual: las reformas o están mal operadas o están inconclusas. Pero son herramientas que hay que usar con la mira hacia delante.

En lo de la educación son claras las propuestas de Anaya, son ideas, no reacomodos de poder:

Hacer a un lado la burocracia y dignificar a los maestros; refundar una nueva institucionalidad para las escuelas normales, para que sean los semilleros del cambio educacional; perfeccionar la enseñanza bilingüe; transparentar la información de plazas y procesos administrativos; replantear los apoyos a docentes en zonas marginales, estructurar estímulos; e invertir en herramientas tecnológicas para ampliar la calidad de la enseñanza.

Anaya tiene forma de hacer política de cambio razonado, con método y sobre todo de manera legal. 

Compartir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.