web analytics
Lunes 24 de Septiembre de 2018

Siguen la migración y la confusión en la frontera norte

0

Por Mary Kuhlman y Roz Brown / Traducción por Alfonso López-Collada

Albuquerque, Nuevo México, EEUU.- Manifestantes y políticos se reunieron en la frontera norte este fin de semana para atestiguar, de primera mano, lo que está sucediendo en las instalaciones de detención que han separado a niñas y niños de sus padres y madres. Al mismo tiempo, expertos en salud mental dicen que entre más tiempo permanezcan los pequeños en los recintos institucionales, mayor será el riesgo de que sufran problemas mentales.

La crisis migratoria en la frontera México-Estados Unidos siguió durante el fin de semana, cuando los políticos se enojaron cuando se les negó el acceso a las instalaciones de detención. El gobierno de Nuevo México emitió un boletín informando cómo planea reunir  a los miles de familias separadas, pero la administración Trump admitió que no será pronto. La semana anterior el Mayor* de Albuquerque, Tim Keller había viajado con una delegación integrada por Mayores demócratas y republicanos al punto de entrada de Tornillo, Texas

“Y ese proceso es una tragedia que cambia la vida a esos pequeños y sus padres, que tal vez nunca puedan superar”.

En días recientes, los inconformes tomaron las calles en Nuevo México, California, Texas y otros Estados. Los expertos en salud mental han dicho que el trauma que se encara en una separación infantil, es similar a la violencia que muchas niñas y niños ya han presenciado en sus países de origen.

Las instalaciones de detención de migrantes en Texas siguieron negando el acceso a los congresistas demócratas y a otros políticos, mientras en todo el país se presentaron protestas.

La semana pasada, Trump firmó una orden ejecutiva que acaba con la separación de las familias. El experto en traumas, Kirk Ward –de los servicios mentales de Monte San Vicente, en Denver– pronostica que muchos infantes que fueron arrebatados a sus padres, bajo la política de “cero tolerancia”, sufrirán problemas en su desarrollo mental:

“Y si no pueden reunirse con quienes les cuidan –lo que de hecho comienza por alterar cómo ve el cerebro las relaciones y la cercanía con los demás–, esos problemas se volverán más traumáticos”.

Desde que la administración Trump anunció sus planes para procesar a todos los inmigrantes detenidos en la frontera suroeste que hayan entrado ilegalmente al país, más de 2 mil 300 niñas y niños han sido separados de sus padres o de quien les cuidaba. Keller dice que los EEUU han entrado a los “días oscuros” en los que los Mayores de todo el país tienen que decirle al gobierno federal que sus políticas migratorias están equivocadas.

“Porque cuando realmente se humaniza lo que se está tratando de deshumanizar, todos opinan que está mal. Nunca he sabido de alguien que vea alguno de esos videos que andan circulando y que al ver esas imágenes diga “Ese es el Estados Unidos que pienso que está haciendo lo correcto” “.

El gobierno dice que se ha logrado reunir a unos quinientos niños con sus familias. El Departamento de Salud y Servicios Humanos (“Department of Health and Human Services”) mandó otros pequeños a unos 100 refugios en 17 estados. Al mismo tiempo el Pentágono está haciendo planes para albergar hasta 20 mil niños inmigrantes que no tengan acompañante en bases militares.

*El cargo de “Mayor” en EEUU equivale al de Presidente Municipal en México.

 

Compartir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.