web analytics
Lunes 24 de Septiembre de 2018

En EEUU hoy perderán su hogar más de 20 mil sobrevivientes a las súper-tormentas de 2017

0

Por Alfonso López-Collada

Cambios en las políticas de protección a damnificados durante las fuertes tormentas de 2017, los dejarán sin hogar

Washington, D.C.– La Coalición Pro Recuperación del Desastre de Viviendas, formada por más de 700 organizaciones nacionales, estatales y locales encabezadas por la Coalición Nacional de Vivienda de Bajos Ingresos (*), condena firmemente la decisión de la FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias) de terminar, el día de hoy, su programa de motel para familias puesto en marcha tras los desastres de 2017, al mismo tiempo que se rehúsa a activar soluciones de más largo plazo probadas y aprobadas, como el Programa de Asistencia por Desastre de Hogares (DHAP).

En consecuencia, cerca de 2,000 familias se sumarán a miles de sobrevivientes más cuyas necesidades de vivienda de largo plazo han sido desatendidas en los 10 últimos meses. Estas familias quedarán sin opción más que duplicarse o triplicarse con otras familias de bajos ingresos, regresar a sus hogares inhabitables, dormir en autos o pagar una renta de más de la mitad de sus raquíticos ingresos. Vivir en situaciones habitacionales tan precarias sólo les dificultará más volver a ponerse de pie y, en los peores casos, llevará a más sobrevivientes a perder su vivienda.

A pesar de los urgentes llamados hechos al programa DHAP por el Gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, por miembros del Congreso y por los defensores de la gente sin hogar y sin casas, la FEMA sigue negándose a activar el programa. Administraciones Republicanas y Demócratas pasadas han definido al DHAP entre las mejores prácticas en sus esfuerzos por recuperarse de los desastres.

El DHAP fue creado luego de duras lecciones aprendidas con el huracán Katrina, y ha sido usada con éxito luego de los huracanes Rita, Gustav y Ike, y la súper-tormenta Sandy, para permitir a los sobrevivientes vivir en casas estables que están al alcance de la gente necesitada. Además de asistencia para tener un techo, el programa posibilita que los sobrevivientes reciban ayuda de profesionales locales para encontrar soluciones permanentes de vivienda, empleo seguro y para contactarse con beneficios públicos a medida que reconstruyen sus vidas.

“En una época, cuando los esfuerzos por reconstruir Puerto Rico apenas comenzaban, la decisión de la FEMA de aislar de los moteles a los sobrevivientes de los desastres mientras se les negaba acceso a casas seguras y estables, mientras luchaban por volver a ponerse en pie, es monstruosa y cruel”, dijo la Presidenta y Directora General de NLIHC, Diane Yentel. “Es inaceptable que la FEMA esté escogiendo retraumatizar a estos ciudadanos de los EEUU y ponerlos en un riesgo mayor de quedarse sin hogar”.

(*) La National Low Income Housing Coalition se dedica sólo a lograr políticas socialmente justas que aseguren a la gente de más bajos ingresos de los EEUU, tener hogares decentes que estén a su alcance. Fundada en 1974 por Cushing N. Dolbeare.

 

Compartir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.