web analytics
Lunes 24 de Septiembre de 2018

Tómelo con calma

0

Por Fernando A. Mora Guillén*

* Mal y de Malas los partidos políticos.

* A marchas forzadas establecen agenda y borran al Gobierno Federal.

* Corrupción e impunidad en permisos de obra y uso de suelo.

Lamentable tras la derrota del pasado 1 de Julio, los Partidos Revolucionario Institucional, Acción Nacional y de la Revolución Democrática, poco se han abierto al análisis y la autocrítica.

Al día de hoy, las pugnas y la disputa no es por los resultados o por el rumbo que habrán de tomar las instituciones, sino por asumir las dirigencias y administrar los pocos o nulos cotos de poder que puedan tener.

Parece increíble pero, hasta el momento, los “militantes” a quienes debían responder las instituciones, siguen sin recibir respuestas a un sinfín de interrogantes, sobre qué sucedió el pasado 1 de Julio. Hoy, los grupos contrarios a los candidatos presidenciales buscan asumir las riendas aunque no tengan un rumbo definido.

Bien harían los grupos que aspiran a arrebatar el control de los partidos, en dar espacio al análisis y la autocrítica; el sistema de partidos está completamente agotado y, sin duda, pasarán muchos años para poder pensar en el resurgimiento de organizaciones políticas.

Tómelo con atención.- Tras el triunfo contundente de Andrés Manuel López Obrador y el Movimiento de Regeneración Nacional, el equipo del tabasqueño se abocó a avanzar en distintas líneas para desactivar y borrar a la administración de Enrique Peña Nieto. A dos semanas de la jornada electoral, hoy la agenda la marca el candidato triunfador del proceso electoral, a grado tal de que ya se reunió con los Gobernadores de la República, a quienes expuso las reglas del juego para el presupuesto 2019, e incluso inició pláticas con las autoridades de los Estados Unidos.

Diez días bastaron para que los sectores productivos dieran su apoyo a los proyectos y programas expuestos por López Obrador, como si se tratara del abanderado oficial que daría continuidad a los proyectos y la relación con el Gobierno.

Son nuevos tiempos, a propios y extraños sorprende la madurez y rapidez con la que se están dando la transición en nuestro país. Por el bien de México ojalá y las cosas avancen de la mejor manera.

Tómelo con Interés.- En este espacio, desde hace más de dos años, señalamos la corrupción y negligencia que rodeó al Gobierno de Miguel Ángel Mancera en la Ciudad de México. Durante su gestión, fueron muchas constructoras las que se vieron beneficiadas con permisos de obra y uso de suelo improcedentes.

Los sismos de septiembre de 2017 dejaron entrever las graves irregularidades solapadas por la administración de Mancera: cientos de edificios, con pocos meses de operación, resultaron afectados por los sismos, ya que estaban mal diseñados o fueron edificados con materiales de muy baja calidad.

El jueves pasado, y a tan sólo cuatro meses de operación, el centro comercial Artz Pedregal se derrumbó. Dejó una vez más a la vista la corrupción, impunidad y negligencia con la que se desempeñaron funcionarios de la Ciudad de México durante los últimos años, al autorizar permisos de construcción y usos de suelo que violaban a todas luces las normas establecidas.

El centro comercial al que se le autorizó inicio de operaciones a principios de 2018, aún se encontraba en obra, lo que implicó poner en alto riesgo a sus visitantes. En 2017 ya había dado aviso de lo que sucedería, cuando por un reblandecimiento de suelo se abrió un socavón, que se llevó la banqueta y el primer carril de la lateral del Periférico sur.

Al tiempo las indagatorias dejarán al descubierto lo que ha sucedido, y los intereses económicos que generaron, y en favor de quiénes por las autorizaciones de obras irregulares.

Twitter: @Fernando_MoraG

Facebook: Fernando Antonio Mora

*Maestro en Comunicación Institucional por la Universidad Panamericana.

*Socio Fundador del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo.

* Presidente de la Fundación Fernando Mora Gómez por la Libertad de Expresión.

Compartir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.