web analytics
Domingo 16 de Diciembre de 2018

AMLO… ¡riqueza que ofende al “pueblo”!

0

Por Carlos Arturo Baños Lemoine*

Andrés Manuel López Obrador fue Presidente del PRD Nacional de 1996 a 1999. Recuerdo que unos amigos míos del PRD (yo nunca he sido militante) me invitaron a visitarlo en sus oficinas, allá por 1997. Se estaba preparando la elección local de este año y la cosa estaba súper caliente.

Las oficinas del PRD eran un hormiguero: chingo de gente por aquí, chingo de gente por allá. Finalmente entramos y lo primero que tuvimos que soportar fue un rollo insoportable, por parte de AMLO, sobre la “austeridad republicana y el valor de la pobreza”. Tras su espalda había un retrato de Gandhi. Obvio, yo y mi pinche carota. Me molestan sobremanera los fanáticos religiosos metidos de políticos, cual es el caso de AMLO.

Cuando salimos, les dije a mis amigos, con el humor ácido que siempre me ha caracterizado: “Para la próxima vez, este wey nos va a recibir en taparrabos y tragando lechuga”. La risotada se escuchó estruendosamente, gracias el eco del lobby. Conozco a AMLO desde que era priista. Siempre ha vivido de la pose, de la demagogia… ¡y siempre ha habido gente ilusa que se traga sus actuaciones!

Posteriormente, ya como Jefe de Gobierno, teníamos que soportarlo todos los lunes por la mañana: de 2000 a 2001, yo fui asesor del Jefe Delegacional en La Magdalena Contreras y, en tal carácter, asistía a las reuniones agendadas todos los lunes entre AMLO y los jefes delegacionales.

En una de esas reuniones, yo increpé a AMLO en cortito, mientras nos despedíamos, reclamándole que estuviera contratando a muchas personas bajo el régimen de honorarios, contratación tramposa para negarles a los trabajadores las prestaciones de la seguridad social, al tiempo que los volvía una masa vulnerable y manipulable (acarreo seguro). Me mandó a la chingada y lo mandé a la chingada, obvio.

Le dije que era un charlatán y un hipócrita, que usaba a la gente de honorarios como “carne de cañón”, al condicionarles de esa forma inescrupulosa el cheque de la quincena y el contrato semestral.

Que quede claro: yo nunca he creído su discurso pestilente sobre la “austeridad”. Es sólo un ardid engaña-bobos.

Y, ahora, a punto de ser Presidente Electo para, posteriormente, ser Presidente Constitucional, AMLO vuelve a hacer gala de su “austeridad” tercermundista y demagoga.

¡El tipejo éste se va a embolsar 108 mil pesos al mes! Y nos sale con que esta cantidad equivale al 40% de lo que gana actualmente Enrique Peña Nieto. ¡AMLO es un hipócrita, porque no se debe comparar con el “pirruris-fifí” de Enrique Peña Nieto, sino con el “pueblo”!

Perdón, ¿cuántos mexicanos ganan esa cantidad al mes? ¿Salario de “riquillo” en pueblo de jodidos? ¡AMLO ganará 1,200 veces el salario mínimo de un mexicano! ¿Qué clase de austeridad es ésa para un “regenerador” de su talla? Esperemos que AMLO sólo cobre el salario mínimo general, para que esté cerca del “pueblo” en carne viva.

¿Y en dónde se atenderá AMLO en asuntos de salud? Porque cuando se puso malito de su corazoncito (diciembre de 2013) no asistió al humilde Hospital de Xoco, sino al Hospital Médica Sur… ¡vaya, todo un “señoritingo” el amigo del “pueblo pobre”!

¿Y en qué colegio estudiará su hijo de mechitas rubias y camiseta del Club América? Que no nos vaya a salir con que va a ir a un colegio privado, por piedad del “proletariado”… ¡todos nosotros esperamos que lo mande a una escuela pública controlada por la CNTE, de preferencia en Oaxaca! “Educación popular, educación popular”…

¿Y qué me dicen de esa casa de tres pisos que tiene López Obrador en un fraccionamiento exclusivo de la Delegación Tlalpan, con todo y empleada doméstica? ¿Tendrá a su empleada doméstica dada de alta en el seguro social, como debe ser?

Esperemos que, próximamente, AMLO se vaya a vivir a una casita humilde de Iztapalapa, de tabiques sin repellar y con escasez de agua, pésima pavimentación, mala seguridad pública, luminarias descompuestas, transporte de pasajeros conflictivo y harto sonidero.

¡Caray, como que el próximo Presidente nos está saliendo muy burgués pese a lo “proletario-franciscano-gandhiano” que presume ser!

¡Bah, está claro que AMLO sigue engañando bobos!

*Profesor UAM-Xochimilco y UPN-Ajusco

Compartir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.