web analytics
Jueves 21 de Marzo de 2019

AMLO: ahogado en compló

0

Por Ah-Muán Iruegas

AMLO se ahoga en el escándalo del fideicomiso “Por los demás”. Desesperado y patético, clama otra vez complot (?) ahora de Hacienda y el INE. Se rumora: dinero del narco.

AMLO pierde su imagen de “honesto”, a paso veloz. Si AMLO compró votos con dinero del narcotráfico, o hizo tratos con el narco durante las elecciones presidenciales, esto va a terminar muy, pero muy mal. Hasta Peña Nieto puede incluso regresar a la palestra y mandar detener a varios morenistas, si les encuentran de verdad dinero del narcotráfico. Cosa que es totalmente posible, pues ¿por qué los depósitos al fideicomiso referido, se hicieron en efectivo y formándose, en la misma fila del banco, una y otra vez? 

El epílogo no lo conocemos, pero será algo grave. Pues de algún modo el dinero es ilegal. No por fuerza es el narco, aunque es posible que lo sea, pero sí hay al menos un delito en esos depósitos y hay un modus operandi, visible en los videos bancarios.

La inestabilidad política es segura en México, pues AMLO tuvo la genial idea de atacar a nuestras instituciones (el INE y la SHCP) y las instituciones se van a defender. Todo esto, en lugar de simplemente sacrificar a dos o tres morenistas y mandarlos AMLO mismo a la cárcel –era más fácil así.

Morena hace agua, antes incluso de tomar el poder. Eso es inaudito; son demasiado tontos, políticos de segunda fila. Pero todo eso es resultado de la siguiente fórmula: metieron a su partido a gente sucia y entonces ellos, como es natural, hicieron suciedades a placer. AMLO apadrinó a todos ellos, y luego los cacharon. Fin de la historia.

¿Esperan otra cosa que no sea naufragar? Su nuevo “compló” marca el fin del “periodo rosa” de AMLO. Pues le viene un periodo negro. Las tensiones son tan graves que este tipo pudiera infartarse otra vez. Pero pasemos a otro tema.

AMLO salió a acusar el viernes pasado en un video, que quienes nos oponemos a su pseudo partido político Morena somos “conservadores” -según él (*).

Padrino de varios rateros, oportunista político disfrazado de juarista, es Andrés Manuel López Obrador el verdadero conservador, ya que incorporó a Morena a miembros del grupo ultraconservador, violento y sangriento: la sociedad secreta denominada “El Yunque” (**), con fuerte presencia en el Bajío.

El señor Manuel Espino, miembro de Morena apadrinado por AMLO, representa esa secta yunquista en Morena, llena de bajezas y vilezas, sociedad secreta a la cual, para ingresar, se debe hacer un juramento que incluye la frase “¡por la sangre que estamos dispuestos a derramar!”.

Esta rémora ultraconservadora de Manuel Espino, junto con los expanistas Gabriela Cuevas y Germán Martínez, expresidente del PAN, es la que el Mesías apadrinó en Morena. Fauna conservadora, perniciosa y dañina para México, que el Mesías alimenta y cría.

Criador de lagartos, Mister Peje apadrinó a los yunquistas y los panistas, herederos de los conservadores y los Maximilianos del siglo XIX. Entonces ¿quién es el verdadero conservador, señor Mesías?

Pero el Mesías “tiene principios y tiene ideales”, según él. Antes de salir a presumir lo que no se observa en el mundo real, debería ponerse El Peje a limpiar el habitáculo porcino que es “el penthouse de Morena”, su dirigencia. El propio AMLO es el culpable de que se hagan todas esas porquerías en su fideicomiso, pues él mismo invitó a un grupo de cerdos a Morena. Pero en lugar de limpiar la cloaca en la que habita, el Mesías salió a mascullar sus mentiras, en video.

El viernes, Mister Mesías dio una conferencia de prensa y luego subió su video, en el que alega que es injusta la multa de 197 millones que le puso el INE a su engendro, el Movimiento de Regeneración Nacional. Y tiene la desvergüenza de decir que la multa fue “infamante”, después de todas las fieras que él mismo amamanta, en su partido.

Los rateros que ha nutrido maternalmente el Mesías son, en orden de aparición: René Bejarano, el que apareció en el programa del payaso Brozo robando en cadena nacional; Carlos Imaz, exesposo de la actual jefa de gobierno Claudia Sheinbaum, también personaje de videos; Gustavo Ponce, que apareció apostando en Las Vegas el dinero del amado pueblo del Mesías. Pero no olvidemos que el Mesías “tiene principios y tiene ideales”. Ajá.

Todo aquello fue en la primera “etapa mesiánica”. Ahora que bajó de los cielos otra vez, el Mesías apadrinó a Manuel Bartlett (autor del fraude electoral contra Cuauhtémoc Cárdenas), al líder “charro” minero que heredó el puesto de su padre (Napoleón Gómez Urrutia), a la estirpe de Elba Esther Gordillo (sobrino y nieto), la enemiga de los niños de México. Total: Morena es una porquería. Pero el Mesías “tiene principios y tiene ideales”.

El señor Sosa hizo fraude en Hidalgo en favor de Morena. Este expriista, hoy morenista, especialista en fraudes y conocido en el propio PRI como “la Sosa Nostra”, ahora es miembro distinguido de Morena y allí hace sus “trabajitos”. Los caciques de Chiapas también ingresaron por la “puerta grande” a Morena durante las pasadas elecciones, luego de oprimir a los indígenas campesinos mexicanos desde el PRI, inicialmente, y luego desde el partido Verde. Pero el Mesías “tiene principios y tiene ideales”.

El Mesías bajó a la tierra, al parecer a terminar de podrir a México con el grupo porcino mencionado –eternizado en el Senado mexicano, gracias a Morena. Pero ahora se ofende, se indigna y sale a rasgar sus celestiales vestiduras, porque el INE lo sorprendió en una más de sus suciedades (lavó el dinero del fideicomiso del temblor).

Nada más patético que AMLO a la defensiva, antes incluso de recibir su constancia de “triunfador electoral”, luego de que lo cayeron con las manos en la masa. Cometió delitos electorales Morena al repartir dinero durante las elecciones presidenciales –eso es alquiler de votantes. Y tan sabían que eso es ilícito, que no reportaron al INE que existía el fideicomiso. Lo trataron de disimular, detrás de trampas jurídicas (la constitución de un fideicomiso privado).

Por otra parte, el comienzo del escándalo de Morena por desviar el dinero del temblor del pasado 19 de septiembre, son los iniciales depósitos bancarios, que implican el delito de “lavado de dinero”.

Si los “héroes del Mesías” se formaron varias veces en la cola del banco, para ingresar millones en depósitos de 50 mil y 200 mil pesos, como ya informó el INE, entonces deben entrar los morenistas del fideicomiso no sólo a Morena, sino también a la cárcel, por realizar fraude a la ley y otros delitos, como lavar dinero. Porque las leyes relativas a los fideicomisos, no son para esconder actividades políticas, como la compra del voto, mis estimados y futuros reos de Morena.

El Mesías termina su video del viernes, sobando estatuillas de Pancho Villa, Juárez y otros héroes. En lugar de dárselas de héroe ¿por qué el Mesías no manda hacer monumentos a  René Bejarano, Napito, Manuel Espino y los otros próceres de Morena? Y también puede ir a acariciar esas estatuas de los “Niños Héroes Junior”, de Morena.

Además de que la compra de voto es un delito, el Mesías no explica de dónde salieron los millones de su fideicomiso. Lo cual nos da indicios de que estamos ante el delito de “operaciones con recursos de procedencia ilícita”. Si no fuera ilícita la procedencia del dinero, entonces ¿por qué hicieron sus depósitos en efectivo y formándose varias veces en el mismo banco? ¿Qué esconden?

¿Dinero del narcotráfico? ¿lavado de dinero? ¿algo màs?

Los monaguillos del Mesías trataron de borrar el rastro del dinero que ingresaron, haciendo múltiples depósitos, para borrar las huellas. Así como hacen los ladrones… y los narcos.

Pero el Mesías no es un ladrón ni un encubridor. Acuérdense que “él tiene ideales y tiene principios”. El ideal primero, desde luego, es que no lo agarre la policía…

Acusa el Mesías que el INE le puso su multa de 197 millones “para enlodarnos”. Es risible que llore porque lo enlodan, cuando Morena ya está previamente enlodado por él mismo, con todos los delincuentes que apadrinó “ya saben quien” y de los cuales ya hicimos arriba una lista inicial.

Pide AMLO en su video, humildemente como todo Mesías, que “los conservadores actúen con rectitud, con integridad”. ¿Y dónde quedó la integridad de AMLO cuando apadrinó a Napito, a Manuel Espino y al grupo de cacos de AMLO?

Dijo el Mesías en su vídeo que quiere “acabar con la impunidad”. Y entonces ¿por qué le ofreció impunidad a Enrique Peña?, el mayor ladrón de México, hoy protegido de AMLO. También cacarea que quiere representar a los pobres, pero el obradorismo está codirigido por el dueño de una casa de bolsa (el millonario regiomontano y jefe de la oficina presidencial, Alfonso Romo). Se queja de que el gobierno priísta estaba al servicio de una minoría, pero ahora Morena está al servicio personal y exclusivo del Mesías…

Los morenistas, en realidad no pesan en su propio partido. A esos pobres incautos los utilizaron. Los pusieron a trabajar pintando bardas y sirviendo de relleno en sus “eventos”, según ellos luchando por los pobres, y ahora están trabajando para una nueva oligarquía, la plana mayor de Morena, los cuales repito y sostengo que son un grupo de cerdos, ratas y hienas, el cual decide lo que ustedes –y ahora nosotros, el resto de los mexicanos- deben o no deben hacer.

No digo que los morenistas de base sean unos delincuentes, ni mucho menos. Son gente al parecer, bien intencionada en principio. Pero ustedes mismos deben reconocer que actuaron contra su propio país, pues a sabiendas de que Morena impulsa a gente totalmente cuestionable y de pasado corrupto y negro, prácticamente delincuencial, ustedes mismos, los morenistas, contribuyeron a encumbrar a una fauna pestilente en el gobierno federal mexicano. Y todo porque “dijo el Mesías” que adoren a sus propias fieras.

La desesperación parece cundir en Morena. Ayer apareció el club morenista con 50 cajas de documentos, que simplemente prueban que Morena dio dádivas de 2,400 pesos miles de gentes, antes de las elecciones. Pero eso solo le dará a la Fiscalía Electoral, pruebas para proceder contra Morena, por compra de voto. Además de que el depósito en múltiples filas bancarias sucesivamente, no lo pueden ni lo podrán aclarar. Pues es lavado de dinero y, al menos a los depositantes, los pueden meter a la cárcel -igual que a Elba Esther Gordillo. ¿Comienzan a sentir en Morena que el agua ya les llega a los aparejos?

Sí así se sienten a gusto los morenistas, adorando a su Club de Ratas, pues síganlo adorando. Pero si quieren saber lo que es la decencia, salgan de inmediato de Morena. Invitamos a los morenistas a que se pasen a la oposición, para que puedan salir a la calle con la frente en alto.

Morena está sufriendo un desgaste brutal, despampanante, algo muy inusual antes de una toma del poder. Eso amerita mayor estudio en el futuro, pero demuestra enorme ineptitud, protagonismo, novatez, etcétera. Ayer ya salió otra vez el Mesías con la burrada de que hay otro complot en su contra, ahora del INE junto con la Secretaría de Hacienda.

Dijo el Señor AMLO: “No es cierto lo que dicen los consejeros del INE. Están falseando. Se pusieron de acuerdo desde hace tiempo con Hacienda. Complot, eso sí calienta”. Así habla este fulano, en fin… Pero esa frase, pronunciada ayer, es el acta de defunción de la luna de miel y el bono democrático que todos los presidentes tienen –todos menos AMLO–. Hasta Fox lo tuvo y lo desaprovechó; pero al menos, lo tuvo.

Pero AMLO, ni eso. Está desperdiciando su bono. La gran idiotez, casi de demencia senil de AMLO, fue clamar ayer “¡complot!” (en tabasqueño, “compló”) Con argumentos tan corrientones, y ante una evidencia tan sólida como los videos de un banco, Morena inexplicablemente se está hundiendo en el descrédito, antes de probar sus capacidades.

Nada del supuesto complot, borra los videos de los depositantes en el banco, y nada lo hará. Y como les vamos a insistir y a machacar durante sólo 6 años, todo es resultado de sus suciedades. Ustedes y no el INE tienen la culpa de sus problemas. Se acabó la luna de miel y vuelve el conflicto a México, con el Mesías a la cabeza.

Pero AMLO está a la defensiva, pues no encuentra el modo de negar las filas y filas de bancos con “morenistas trabajando”

El Mesías está diariamente solapando y encubriendo a un grupo nauseabundo, una banda que hiede: los que depositaron todos sus millones al fideicomiso, así como los otros “niños héroes de Morena”, ya mencionados. La PGR debe tomar cartas en el asunto y definir si el Mesías cometió el delito de lavado de dinero, o de encubrimiento del mismo. O si pone a sus súbditos a robar para él.

(*) El video del Mesías, puede verse en:

(**) Ver el libro “El Yunque: la ultraderecha al poder”, del columnista de Proceso, Álvaro Delgado

 

Compartir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.