web analytics
Lunes 24 de Septiembre de 2018

Deja de posponer, aplicando la “Regla de los 2 Minutos”

0
Por James Clear, JamesClear.com / Trad. Alfonso López Collada

Te presento una sencilla estrategia a la que le digo la “Regla de los 2 Minutos”, y el objetivo es facilitarte el camino para que ya empieces lo que deberías estar haciendo.

La cosa está así:

La mayoría de las tareas que pospones no son realmente difíciles, tú tienes talento y habilidad suficientes para cumplirlas… pero las pospones por una razón o por otra. Con la “Regla de los 2 Minutos” te sobrepones a la dilación y la pereza, y se te hace más fácil comenzar a hacer en lo que no puedes negarte a hacer.

La “Regla de los 2 Minutos” consta de dos partes:

Parte 1 – Si te toma menos de dos minutos, hazlo ya.

– De Allen, David: “Getting Things Done” (Haciendo las cosas).

Sorprende cuántas cosas que podríamos hacer en dos minutos o menos, dejamos para después. Por ejemplo, lavar los platos luego luego al terminar de comer, poner la ropa en la lavadora, recoger el tiradero, sacar la basura, enviar el correo y cosas así.

Si hacer algo te toma menos de dos minutos, sigue esta regla y hazlo ya.

Parte 2 – Cuando comienzas un hábito nuevo, debe tomarte menos de dos minutos hacerlo.

¿Puedes alcanzar todas tus metas en menos de dos minutos? Obvio no.

Pero en 2 minutos o menos puedes empezar a hacer lo necesario para alcanzar cualquier meta. Ése es el propósito de esta regla. 

Puede parecerte que esta estrategia es demasiado elemental para las grandes metas de tu vida, pero siento mucho no estar de acuerdo. Funciona para cualquier meta, por una simple razón: la física de la vida real.

La física de la vida real

Como pensaba Sir Isaac Newton no hace mucho, los objetos en reposo tienden a seguir quietos; y los objetos en movimiento a seguir moviéndose. Esto es cierto para las manzanas y también para los humanos.

La “Regla de los 2 Minutos” funciona para las grandes metas igual que para las pequeñas, por la inercia de la vida. Una vez que empiezas a hacer algo, es más fácil seguir haciéndolo. Me encanta la Regla de los 2 Minutos porque implica que, en cuanto comienzas,te pueden suceder todo tipo de cosas buenas.

¿Quieres ser un(a) mejor escritor(a)? Sólo escribe una frase (Regla de los 2 Minutos) y pronto te verás escribiendo durante una hora.

¿Quieres comer más saludable? Sólo cómete una fruta (Regla de los 2 Minutos) y casi siempre te llegará la inspiración para hacerte también una ensalada.

¿Quieres adquirir el hábito de la lectura? Lee nada más la primera página de un nuevo libro (Regla de los 2 Minutos) y antes de que te des cuenta habrás pasado los primeros tres capítulos.

¿Quieres correr tres veces a la semana? Basta con que cada lunes, miércoles y viernes te pongas tus zapatos de correr y salgas por la puerta (Regla de los 2 Minutos), y terminarás poniéndole kilómetros a tus piernas en vez de golosinas a tu estómago.

La parte más importante de cualquier hábito nuevo es empezarlo –no sólo la primera vez, sino cada vez. No se trata de desempeño, se trata de entrar consistentemente en acción. En muchos sentidos, empezar es más importante que triunfar. Esto es válido especialmente al principio, porque más adelante tendrás tiempo de sobra para mejorar tu desempeño.

La Regla de los 2 Minutos no se enfoca a los resultados que alcances, sino más bien al proceso de “hacer la chamba”. A la gente que cree que el sistema es más importante que la meta, le funciona de veras bien. El interés es actuar, hacer ya lo que nos proponemos, y a partir de ahí dejar que las cosas fluyan.

Haz la prueba

No podemos garantizar que la Regla de los 2 Minutos te funcione, pero ten la plena seguridad de que no te servirá si nunca la pruebas.

El problema con la mayoría de los artículos que lees, de los “podcasts” que escuchas o los videos que ves, es que consumes la información pero nunca la llevas a la práctica.

Queremos que este artículo sea diferente. Queremos que realmente uses esta información… ahora mismo.

¿Qué cosa puedes hacer que te tome menos de dos minutos? Hazla ya, ahora mismo.

Cualquiera puede disponer de los próximos 120 segundos. Úsalos tú para terminar algo.Dos minutos… ¿Listos? ¡Fuera!

Compartir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.