web analytics
martes, abril 23

El sexenio de las empresas fantasma

0
37

José C. Serrano.

Alfonso Ramírez Cuéllar nació hace 59 años en Río Grande, Zacatecas. Es historiador y antropólogo por la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH). Ha sido presidente de El Barzón, organización que nació en 1994, con el objetivo de defender el patrimonio de las familias y rescatar las unidades de producción amenazadas por los banqueros. “Debo no niego, pago lo justo”, esa ha sido la consigna.

El zacatecano fue fundador del Partido de la Revolución Democrática al lado de otros destacados dirigentes como Pablo Gómez, Salvador Martínez Della Rocca, Inti Muñoz Santini y Saúl Escobar. En 2002 Ramírez Cuéllar, entonces presidente de El Barzón, entró con caballos a la sede del Congreso para exigir mejores condiciones para los campesinos.

En entrevista reciente con la periodista Carmen Aristegui, el hoy presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, ha sido enfático al señalar que se han detectado más de 10 mil empresas fantasma, que se dedican a la facturación falsa, de acuerdo con datos del Servicio de Administración Tributaria (SAT). Denuncia que en México “ha surgido una casta de nuevos millonarios” que ha hecho su fortuna con este esquema, y. el principal cliente de la facturación falsa ha sido el sector público.

En la Estafa Maestra muchas de las contrataciones en materia de servicios, de publicidad, de consultoría han sido simples fachadas para la defraudación fiscal, a través de empresas fantasma y facturas falsas. En este ilícito han participado gobernadores, instituciones educativas y muchas dependencias del sector público.

Abunda Ramírez Cuéllar: “Desde hace meses nosotros, con colegios de contadores y grupos empresariales, con la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), hemos venido analizando a fondo todo el sistema criminal que se esconde detrás de la facturación falsa y de las empresas fantasma. Esta es una verdadera epidemia en materia fiscal , porque el golpe a las finanzas nacionales cuando menos es de 500 mil millones de pesos. El SAT ha detectado arriba de 10 mil empresas fantasma y prácticamente no se había hecho absolutamente nada. El sexenio de Enrique Peña Nieto fue el de la facturación falsa”.

La Comisión de Presupuesto ha sentado las bases para establecer una coordinación más estrecha con la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados, con el propósito de que no se vaya a instalar la perniciosa práctica de la impunidad. Lo obligado es ir a fondo en este asunto tan relevante: quien la hizo que la pague, ya sea con responsabilidades administrativas o penales.

Al cierre de la entrevista la comunicadora Carmen Aristegui le solicitó a su invitado que le adelantara algunos nombres de personas físicas o morales que han metido las manos en los recursos del erario, mediante el esquema de las empresas fantasma; el diputado federal fue cauto al mencionarle que la investigación sigue en curso, pero que, en el mes de enero de 2019 se hará público el informe que arroje dicha investigación.

Quienes han seguido de cerca este tema enfocan sus baterías hacia personajes proclives a la transa, entre otros: Rosario Robles Berlanga, Javier Duarte de Ochoa, César Duarte Jáquez, Humberto Moreira Valdés y, el más importante de todos, Enrique Peña Nieto, por prohijar o, por lo menos, tolerar tan abominable sistema de defraudación fiscal.