web analytics
Jueves 17 de Enero de 2019

Devoción castrista de Yeidckol

0
Rubén Cortés.
 
La presidenta de Morena tiene vacíos notables en sus argumentos para elogiar el comunismo en Cuba. La pasada Nochevieja aplaudió en Twitter la “batalla de las ideas” en la isla. Sin embargo, esa misma noche el gobierno cubano detuvo a seis personas por ir a misa. ¡Sólo por ir a misa!
 
Y, apenas en diciembre, 183 cubanos fueron arrestados: unos por ser católicos seguidores de la liturgia y otros por ser artistas negados a pedir permiso al gobierno para vender sus obras. ¿Batalla de ideas? La dirigente de Morena perdió una buena oportunidad para quedarse callada.
 
En su devoción por el comunismo cubano, la presidenta de Morena cree que Cuba nació el día en que triunfó el comunismo allí hace 60 años. Pero el comunismo triunfó para derrocar a una dictadura de derecha que había interrumpido una tradición democrática de ocho elecciones.
 
Les voy a contar una historia. Había una vez una República. Tenía su Constitución, sus leyes, sus libertades; presidente, Congreso, tribunales; todo el mundo podía reunirse, asociarse, hablar y escribir con entera libertad. El gobierno no satisfacía al pueblo, pero el pueblo podía cambiarlo y ya sólo faltaban unos días para hacerlo. Existía una opinión pública respetada y acatada y todos los problemas de interés colectivo eran discutidos libremente. El pueblo sentía una noble confianza en la seguridad de que nadie se atrevería a cometer el crimen de atentar contra sus instituciones democráticas”.
 
El párrafo anterior fue escrito por Fidel Castro mientras estaba preso en 1953, por haber asaltado el segundo cuartel más importante de Cuba. Y se lo publicaron en Bohemia, la revista más importante de Cuba. ¡Aquello sí era batalla de ideas! ¡Mientras hoy en Cuba vas preso por ir a misa!
 
Tras imponer el comunismo, Fidel Castro expropió Bohemia como parte de una campaña de “democratización de los medios”. Y Miguel Ángel Quevedo, el dueño de Bohemia, que le publicaba a Fidel Castro los textos escritos en prisión, fue obligado a exiliarse en Miami, donde se suicidó.
 
En 1940, Cuba aprobó la primera Constitución socialdemócrata del continente: primera en aceptar el voto de la mujer, jornada laboral de ocho horas, vacaciones pagadas de un mes, indemnización por accidentes, seguro social obligatorio, pensiones y salario mínimo.
 
Hoy, en el sistema que elogia la presidenta de Morena, los ciudadanos ni siquiera pueden ser dueños de reses o caballos: la carne de éstos es propiedad absoluta del Estado, y su venta y consumo por parte de los ciudadanos son penados con años de cárcel.
 
Sí, Fidel Castro tenía razón: antes del comunismo en Cuba “había una República. Tenía sus libertades, todo el mundo podía reunirse, asociarse, hablar y escribir con entera libertad…”
 
Hoy, caes preso por ir a misa.
Compartir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.