web analytics
lunes, abril 22

“Guardia Nacional, un atentado a las libertades individuales”: diputados del PAN

México.- Acción Nacional se opone a la conformación de una Guardia Nacional con carácter militar, porque es el principio para el desmantelamiento de todas las corporaciones policiacas del país y es un atentado a las libertades individuales.

Así lo expusieron los diputados federales del PAN durante la discusión del dictamen que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de Guardia Nacional.

Durante el posicionamiento de las diferentes fracciones parlamentarias, el diputado Jorge Romero Herrera expresó que Acción Nacional aplaude a las Fuerzas Armadas y tiene la convicción de que habrán de ser las principales víctimas de esta reforma.

Al dirigirse a los diputados de MORENA y sus aliados, agregó que llevaban doce años señalando que la militarización no era la solución. Refirió que, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Suprema Corte y todo el círculo intelectual, la desnaturalización de las fuerzas armadas es romper con su esencia.

El Vicecoordinador del GPPAN dijo: “ustedes pretenden que esas fuerzas de combate ahora sean quienes patrullen nuestras calles y generen actos de molestia, y generen órdenes de aprehensión y órdenes de cateo, y entren a facultades de investigación y puedan intervenir llamadas telefónicas. Ustedes quieren hacer del Ejército un Ministerio Público”, precisó.

Por su parte, la diputada Adriana Dávila, al posicionar el voto en contra, en lo general acusó que la mayoría simuló sesionar en un Parlamento Abierto, debido a que las voces que participaron en las Audiencias Públicas no fueron tomadas en cuenta.

Además, señaló al gobierno federal porque “ha pretendido llevar el debate a dos bandos: los buenos y los malos, los que son patriotas y los que son traidores, los que quieren a México y los que no, pero el único criterio para definir a qué bando pertenecemos los mexicanos es la sumisión a la palabra, voz y mando del Presidente de la República. Si le dices que sí, eres parte del pueblo bueno, si piensas distinto estás del lado contrario de la historia. Están construyen un México en blanco y negro sin matices ni colores”, recalcó la legisladora.

“Hace poco más de un año, el coordinador de Morena, antes miembro del PRD, consideraba que, de no aceptar las recomendaciones hechas por el alto comisionado de los Derechos Humanos de la ONU, el gobierno mexicano se pone a la par de los gobiernos represores. Señor coordinador, coincido, su bancada hoy está validando el nacimiento formal de un gobierno represor y autoritario”, dijo.

La diputada Lizbeth Mata Lozano dijo en su intervención que la solución al problema de inseguridad no es militarizar al país, no hay evidencia empírica de eso, y por más de doce años estuvieron reclamando exactamente lo mismo.

“Queremos sí, fortalecer a los policías civiles, a los policías estatales, a los policías municipales, mejorar sus sueldos, brindarles mejores herramientas porque ellos son los que viven el día a día de la inseguridad, los que brindan esa protección a los ciudadanos”, indicó.

El diputado Fernando Torres Graciano recordó el pronunciamiento que hizo hace unos días la Corte Interamericana de los Derechos Humanos y citó: “El mantenimiento del orden público interno y la seguridad ciudadana deben de estar primariamente en cuerpos policiales civiles (…). La participación debe de ser excepcional, su participación sólo es posible de manera extraordinaria, es decir, en la medida en que resulte excepcional, temporal y restringida.

“Y este dictamen –dijo Torres Graciano–, lo que está haciendo hoy es constitucionalizar y dar la permanencia absoluta de las tareas de seguridad pública para las Fuerzas Armadas a través de una extensión en la Guardia Nacional, de la policía militar y de la policía naval. Eso es lo que tiene este dictamen”, enfatizó el parlamentario.

La diputada Janet Melanie Murillo Chávez manifestó que en el PAN “estamos a favor de luchar por un país en paz, pero si estamos en contra de implementar acciones que no garanticen su funcionalidad. En contra de la violación a los Derechos Humanos, y estamos en contra de un dictamen donde las fuerzas armadas no rindan cuentas ante las autoridades civiles”.

Antes de que se iniciara el debate en lo general, el Partido Acción Nacional presentó, por conducto del diputado Ricardo Villarreal García, una moción suspensiva al dictamen por considerar que se trata de un proyecto que pocos conocen y que fue presentado al pleno mediante un instrumento denominado adenda.

“No solamente no se aprobó este dictamen en la Comisión de Puntos Constitucionales, lo cual viola el reglamento, sino que no se le dieron las dos lecturas como reforma constitucional”, precisó.

Acusó que se hicieron foros a los que no se les está haciendo caso: “van a militarizar a este país, en contra de lo que dijeron las organizaciones civiles, van a militarizar el país, en contra de lo que dijeron todas las organizaciones internacionales en los foros, van a militarizar este país y lo quieren hacer sin que nadie se dé ni siquiera cuenta, porque nadie sabe ni siquiera lo que estamos votando”, agregó.

Al final, presentaron reservas al dictamen los diputados Jaime Ramírez Barba, Alfonso Robledo, Raúl Gracia, Pilar Ortega Martínez, Sylvia Garfias Cedillo, Jorge Luis Preciado, Laura Rojas, Adrián Sánchez Ramiro, Felipe Fernando Macías Olvera, Marco Antonio Adame, Silvia Garza, María del Rosario Guzmán Avilés, Absalón García Ochoa, Marcos Aguilar, Evaristo Lenin Pérez Rivera y Marcela Torres Peimbert.

El dictamen fue votado en lo general por 362 votos a favor contra 119 en contra del Partido Acción Nacional, Movimiento Ciudadano y el Partido de la Revolución Democrática. En lo particular fueron rechazadas todas las reservas y pasa al Senado de la República para su discusión.

Con información oficial de la bancada del PAN en la Cámara de Diputados