web analytics
jueves, abril 18

Cuando repartes dinero, siempre…

0
21
Rubén Cortés.

En estos días de anuncios de reparto de dinero del gobierno, como un 6 de enero atrasado, brinca un hecho que demuestra cómo las dádivas para garantizar clientelas políticas y electorales, siempre afectan a quienes sí trabajan y merecen más que aquellos a quienes le es regalado el dinero:

Mientras un estudiante de medicina con cinco años de estudios recibe del gobierno una beca mensual de mil 870 pesos, los  jóvenes que ni trabajan ni estudian (conocidos como ninis) recibirán tres mil 600 pesos mensuales, como parte del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro.

Para recibir su beca, un estudiante de medicina con cinco años de estudios tiene que realizar jornadas de trabajo que van de las 12 hasta las 36 horas continuas.

Para recibir su beca, un nini (que tiene de 18 a 29 años de edad) sólo tiene que ir a una empresa que le designe el gobierno y desempeñarse como aprendiz de algo.

Sorprende que en México existen ninis, a pesar de ser un país donde, en los últimos seis años, fueron creados cuatro millones de empleos y donde el INEGI reportó una cifra de 3.7 de desempleo. Y, según los economistas, un país tiene pleno empleo cuando la cifra está por debajo de 4.4.

También hay economistas que consideran que en México existe “pleno empleo” porque el gobierno anterior aplicó incentivos fiscales para que miles y miles de trabajadores “informales” se convirtieran en trabajadores “formales”, lo cual parece muy bien.

Como sea, México tiene en estos momentos una cifra de desempleo mejor que la de Estados Unidos, que registra 3.9 por ciento. Sin embargo, aquí tenemos, según el presidente, 16 millones de jóvenes de 18 a 29 años que ni trabajan ni estudian.

Esos 16 millones de ninis recibirán, de los impuestos de quienes sí trabajan, tres mil 600 pesos mensuales por solo ocho horas diarias de capacitación en empresas escogidas por el gobierno. Aunque el gobierno asegura que no todo saldrá de los impuestos: también de “otros ahorros”.

Por eso se explica un video colgado ayer en Twitter, por un doctor en jefe que denunció, rodeado de sus jóvenes colaboradores:

“Señor Presidente, me da mucho gusto y lo felicito que ayude a los ninis, pero estos doctores, que trabajan (sic) seis-siete años estudiando ¿cuánto ganan? (dirigiéndose a sus jóvenes colaboradores): “935 pesos a la quincena”, responden.“935 pesos a la quincena, gracias”, reafirma el jefe de doctores, que se aprecia en el video clip de 15 segundos.

Sin embargo, en la visión del gobierno, los ninis son “población vulnerable” y tienen que recibir ayuda. En cambio, un médico interno de posgrado se puede sostener con menos apoyo.

O, en todo caso…

Así será en el México de la 4T.