web analytics
miércoles, abril 24

La robusta, gruesa

0
162

Rubén Cortés.

Al PT, que integra la Cuarta Transformación como aliado de Morena, le ha tocado una etapa de manteles largos, la mejor de sus 29 años como propiedad de Alberto Anaya: en plena austeridad republicana se gasta siete millones y medio en un seminario para respaldar a Maduro.

Anda de suerte el PT, caray. Porque, además, la 4T le dio 500 millones de pesos para las 79 guarderías que regentea en 18 estados; mientras que las nueve mil 300 guarderías subrogadas del gobierno están cerrando porque éste les quitó fondos para 2019.

Así que, lana, lo que es lana, le sobra al PT. Tanto que acaba de gastarse en tan solo tres días: 7 millones 480 mil pesos en organizar el seminario Los Partidos y una Nueva Sociedad, en el que respaldó las dictaduras de Maduro en Venezuela, Ortega en Nicaragua y Evo Morales, en Bolivia.

Para quejarse de lo que se escribe sobre el partido, el PT suele enviar cartas al estilo de “no queremos pensar que sea consecuencia del apoyo irrestricto al nuevo Gobierno Federal que se rige bajo los principios de honestidad y transparencia”.

Ah, pues fue a través de una solicitud de transparencia que se supo lo siguiente:

Los Partidos y una Nueva Sociedad realizado por el Partido del Trabajo los días 8, 9 y 10 de marzo de 2018. (sic), le informamos que el costo total del Seminario a la fecha asciende a $ 7,480,460.94 (Siete millones cuatrocientos ochenta mil cuatrocientos sesenta pesos 94/100 M.N.) después de haber realizado una búsqueda exhaustiva, amplia, razonable y efectiva en los archivos y registros contables correspondientes del Partido del Trabajo”.

Aunque la respuesta incluye una aclaración:

“Por ser información amplia, no puede entregar copia sobre facturas de proveedores que se contrataron y a quiénes se les destinaron los recursos”.

¿De qué se trató el evento en el que el PT se gastó siete millones y medio? De reunir a fuerzas de izquierda de Latinoamérica y del mundo, que disertaron acerca de la situación política de Venezuela y el dictador Nicolás Maduro, para respaldar su “proyecto bolivariano”.

Pero se sabe que el PT es fan de dictaduras. Cuando murió el dictador de Corea del Norte, Kim Jong-il, colgó en la página web del partido un desplegado con el himno de Morena como fondo musical y el siguiente elogio:

“El Partido del Trabajo de México lamenta el sensible deceso de nuestro camarada Kim Jong-il, líder del pueblo de Corea del Norte, y quien con gran sabiduría condujo a los norcoreanos por el camino de la paz y el desarrollo económico, político, social y cultural”.

Y, todo eso, pagado con nuestros impuestos: desde sus guarderías hasta sus seminarios…

En favor de Maduro.