web analytics
martes, abril 23

“Esto no se acaba hasta que se acaba”

Héctor Moctezuma de León.

Hace unos días, en su mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador mencionó la frase que hizo famoso a Lawrence Peter “Yogui” Berra, el famoso catcher de los “Bombarderos del Bronx”, ganador de 10 Series Mundiales: “Esto no se acaba hasta que se acaba”, para referirse al propósito central de su gobierno que es el combate a la corrupción.

Y esa misma frase se puede aplicar al pleito que se traen la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, y el coordinador de los senadores de ese partido, el zacatecano Ricardo Monreal, mismo que viene desde que el ex-delegado en Cuauhtémoc perdió la candidatura de los morenos para la Jefatura del Gobierno de la Ciudad de México, en una operación que Polevnsky tuvo algo que ver para legitimar el dedazo de Andrés Manuel López Obrador a favor de Claudia Sheinbaum Pardo.

“Esto no se acaba hasta que se acaba”, porque si bien Yeidckol ganó el primer round de la pelea con la imposición de Miguel Barbosa como candidato de Morena a la gubernatura de Puebla, el pleito apenas empieza y, desde el Senado de la República, se prepara toda una ofensiva para hacer fracasar al ex–coordinador de los senadores del PRD en la legislatura anterior, contando con aliados de la familia Moreno Valle.

Para nadie es extraño que el senador Monreal apoyaba a su compañero de Cámara, Alejandro Armenta, otra fichita igual que Barbosa, pero la presidenta se salió con la suya, a pesar de los obuses que le envío a través de su golpeador favorito, “El Ratón” Alejandro Rojas Díaz Durán, y los del propio líder senatorial.

Aquí lo también extraño es que el presidente López Obrador los haya dejado darse con todo, lo que hace suponer que algo raro se está cocinando al interior de Morena que puede registrar su primera sacudida como partido en el poder en los próximos meses. Si Monreal hace fracasar a la dupla Yeidckol-Barbosa, entonces no se descarta el manotazo del tabasqueño con consecuencias para los dos.

Señores, esto apenas empieza y, como dice la libreta del experto en boxeo, Eduardo Lamazón, 10 puntos para Polevnsky y 9 puntos para Ricardo Monreal. Suena la campana para el segundo round.

*****

Señora Sheinbaum el Metro está hecho un desastre. Así lo dejó el señor Mancera. Pero la situación en ese importante transporte masivo de la capital del país, no es para estar lamentando o mandando personas a cargar a los adultos mayores que no pueden subir las escaleras, porque las eléctricas no funcionan, no. Lo que debe hacer es meterle mano ya, qué espera. Los mismo sucede en la Policía, en donde el desastre que dejó Raymundo Collins provoca júbilo en la delincuencia que ataca ferozmente a los que aquí nos tocó vivir… Ni idea tienen esos que dicen que el rescate de Pemex es igual que la Expropiación Petrolera del presidente Lázaro Cárdenas, una de ellas la secretaria de Gobierno de la CDMX. Pemex está quebrado, se lo acabaron los priistas y los panistas y, para rescatarlo, se necesitan 50 mil millones de dólares, algo así como una tercer parte del presupuesto federal para un año.

circuitocerrado@hotmail.com

@HctorMoctezuma1