web analytics
martes, abril 23

¿Cuánto por no robar?

Raúl Flores Martínez.

Hasta dónde puede llegar la estupidez de aquellos que creen que repartiendo dinero, pueden acabar con la impunidad, corrupción y enriquecimiento de algunos funcionarios Godínez que pasan a ser políticos por haber hecho favores al político en turno.

Algunos se ilusionan, sueñan que con la entrada de un nuevo gobierno, con las promesas de un político que se cree un Mesías y que por decreto cambiarán una cultura de corrupción en un país, dónde todos hemos sido parte de este fenómeno.

Pondré un ejemplo tan claro en uno de esos gobiernos del llamado cambio, del llamado primero los pobres, de la llamada lucha contra la corrupción, se da en el municipio de Valle de Chalco.

Enclavado en el oriente del Estado de México, está considerado, como un municipio semiurbano que es habitado por 396 mil 157 personas, de las cuales 206 mil 571 viven en extrema pobreza y de extracción morenita.

Aquí gobierna Francisco Fernando Tenorio Contreras, está al frente de este Ayuntamiento con alta incidencia criminal. Quizá no lo sepa, quizá sí, pero en su administración se siguen dando los llamados aviadores.

La dirección de Servicios Públicos es una de las principales áreas donde los aviadores cobra un sueldo, sin trabajar.

Hay casos directos en las áreas de limpia, dónde familiares de algunos trabajadores, ya sean hermanas o madres cobran un sueldo por el simple hecho de ser familiar de un trabajador, recursos que nadie sabe y nadie supo.

En esta y las anteriores administraciones sin importar el color del partido político, la corrupción, es uno de los símbolos de impunidad y enriquecimiento de familias enteras, no solo de alcaldes, sino también de funcionarios públicos.

¿Cuánto por no robar? Cuántos programas sociales se les puede dar a los funcionarios que están acostumbrados a tomar miles de pesos quincenalmente a través de los aviadores, ellos se llevan una parte de esos sueldos.

¿Acaso esto lo sabrá el presidente municipal Francisco Fernando Tenorio Contreras

Quizá si, quizá no.