web analytics
jueves, abril 25

La gasolina huele a gas, ¿será el de atrás?

Héctor Moctezuma de León.

El presidente Andrés Manuel López Obrador abrió un cloaca que apenas empieza a oler y que en muy poco tiempo tendrá un tufo de proporciones inimaginables, los malos olores saldrán desde la Torre de Pemex en Marina Nacional y se esparcirán por todo el país.

La gasolineras, o gasolinerías, o estaciones de servicio, como se les quiera llamar, estuvieron restringidas hasta finales de los 80, cuando en Pemex, bajo la dirección de Francisco Rojas, se crearon las franquicias, antes a las concesiones sólo tuvieron acceso algunos políticos, “La Quina” y algunos periodistas.

El boom de las gasolineras dio como resultado que la distribución del combustible se concentrara en unas cuantas personas. Pemex vendió, en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, 33 estaciones, que pertenecieron al DIF y en la operación aparecieron extrañamente como compradores los hermanos Karam, que crearon el grupo Hidrosina, que ahora cuenta con más de 200; sin embargo, en aquellos días se habló de que el verdadero propietario era el ex–presidente, la duda persiste.

La cloaca apenas se está destapando, el problema de la distribución de gasolinas, que pasa por el robo de combustibles, ordeñas o huachicol, los litros de 750 mililitros, es de grandes proporciones y habrá que ver hasta dónde el gobierno de López Obrador quiere llegar.

El precio de las gasolinas que, a partir de la década de los noventa, fue fijado por la Secretaría de Hacienda, estaba distribuido de la siguiente manera: el 75 por ciento era de impuestos, el 20 por ciento para el productor (en el caso de México, Pemex) y el 5 por ciento para el distribuidor, con el que nunca estuvieron de acuerdo.

Este lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que los gasolineros están abusando, porque se les entrega la gasolina en 16 pesos y la venden en 20, o sea, tienen 4 pesos de ganancia, esto significa que una estación con una capacidad de 60 mil litros ganaría diariamente, de vender todo el abasto, como sucede en algunas (sucedió en los días del desabasto), 240 mil pesos diarios… negociazo, ¿no cree usted?

Esto apenas empieza, la gasolina huele a gas, ¿será el de atrás? Seguramente que en la mañanera pronto podremos saber quiénes en el pasado se beneficiaron de las concesiones al amparo del poder.

****

Línea 12. Historia de una infamia y otras infamias es un libro de Cuauhtémoc Velasco Oliva que deja muy mal parado al canciller Marcelo Ebrard, quien era jefe del gobierno del Distrito Federal y que hoy es Secretario de Relaciones Exteriores. Construyó la obra y la compra de los vagones tuvieron un sobre costo de miles de millones, según se deja constancia en el libro del ex–diputado por el Movimiento Ciudadano… No será fácil borrar a los caciques sindicales como lo piensa la Secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, a raíz de la aprobación de la reforma laboral que permite el voto secreto y directo en la elección de los dirigentes sindicales. Mañosos como son Carlos Romero Deschamps, Joel Ayala y Víctor Flores, entre otros, ya se las ingenian para burlar la voluntad de los trabajadores, vía la compra de votos y otras porquerías.

circuitocerrado@hotmail.com