web analytics

Legalmente el Senado acaba con el pishing y el spam

0
468

Hasta ayer cualquier empresa o persona podía traficar y comercializar con datos personales para fines políticos, de “promoción” que en otros países se conoce como pishing o spam. Ésto ya está penado y puede denunciarse ante las autoridades. Qué tal un correo no deseado, una llamada telefónica no pedida o el uso de información confidencial en bancos que quieren incautos o defraudadores.

En la sesión de este jueves, el pleno senatorial aprobó con 97 votos a favor y una abstención reformas al Artículo 16 de la Carta Magna para elevar a rango constitucional la protección de los datos personales.

De esta manera, el Senado aprobó una minuta que otorga al Congreso la facultad de expedir leyes en materia de protección de datos personales en posesión de particulares y que son usados en transacciones comerciales, que es competencia exclusiva del ámbito federal. Con ello se establece como una nueva garantía constitucional la protección de los datos personales y los derechos al acceso, rectificación, cancelación u oposición sobre el manejo de los mismos por parte de cualquier entidad o persona, pública o privada.

El senador Ricardo García Cervantes dijo que con esa medida se asegura el derecho a la protección de datos personales a nivel nacional que estén en posesión de entes públicos o del sector privado. Esta facultad no operará cuando haya razones de seguridad nacional, de orden público, seguridad y salud públicas o para proteger los derechos de terceros, indicó el presidente de la Comisión de Estudios Legislativos.

También la Cámara Alta aprobó con 100 votos a favor, adicionar el Artículo 73 constitucional, que otorga al Congreso la facultad expresa para expedir leyes en materia de protección de datos personales en posesión de particulares. El legislador Pedro Joaquín Coldwell dijo que esa facultad es sólo de los estados, lo que puede provocar asimetrías en su aplicación.

Cabe mencionar que con estas reformas se construye un derecho que será ejercido en todo el país bajo las mismas condiciones y del mismo modo para cualquier interesado, sin importar el lugar donde se encuentre el titular de los datos personales. Además, únicamente un régimen jurídico federal puede asegurar los principios y bases comunes para atender los problemas inherentes a la protección de datos personales, subrayó el legislador priista.

Tagssenado