web analytics

Hora “H”

0
43

refineria2
Francisco Garfias
Falta poco para la “Hora H”. Pasado el mediodía sabremos dónde se va a construir la nueva refinería. Son 10 mil millones de dólares en inversiones y 40 mil empleos para la localidad que se la lleve. Aquí pronosticamos hace mes y medio que el lugar elegido sería Tula. Lo hicimos con base en datos que nos proporcionaron altos funcionarios de PEMEX con acceso a las investigaciones realizadas por técnicos de la empresa paraestatal.

De todas las que compiten, la localidad hidalguense es la que mejores condiciones reúne. No sólo es el lugar más cercano a la Ciudad de México, donde se consume más de la mitad de la gasolina que importamos, sino que tiene planes de reconversión de la actual refinería, lo que significa un ahorro para PEMEX.

Sabíamos que las presiones de los gobernadores estaban a la orden del día, sobre todo las del panista guanajuatense, Juan Manuel Oliva. Nunca imaginamos que el veredicto final se iba a posponer un mes, para dar paso a foros que parecían organizados para dar impresión de que el gobierno federal es incluyente.

Salamanca es otro fuerte candidato, pero tiene varios inconvenientes y una ventaja.

Los inconvenientes: la contaminación en la zona es muy alta por el tipo de petróleo que allí se refina, por lo que requiere una inversión mayor (1,500 millones de pesos) para la reconfiguración. Además, está 120 kilómetros más lejos del DF que Tula y, hasta donde sabemos, el transporte del refinado a la capital de la República se hará por tierra. La ventaja es que es un estado que gobierna el PAN, y si la decisión es política…

El presidente Calderón es un hombre al que le gusta dar sorpresas. No descarte alguna. Recuerde que Georgina Kessel, titular de Energía, manejó, a finales de mes de marzo, que se analizaba la posibilidad de construir una segunda refinería con capitales federales y estatales.

* * *

Regreso de vacaciones y me encuentro con la novedad de que Bernardo de la Garza es el nuevo titular de la CONADE. Lo primero que me viene a la mente es que ese nombramiento es un desaire a la gente del deporte. No hay datos en su corta biografía que nos permitan suponer que el joven ex aspirante presidencial del Verde tenga conocimiento de la actividad que encabeza, a no ser que se piense que su paso por la Comisión del Deporte de la Cámara de Diputados lo habilita para el cargo.

De lo que sí hay constancia es de escasa consistencia: aceptó renunciar a la candidatura verde en ciernes y sumarse al PRI de Roberto Madrazo. Cuando no le gustó lo que asomaba, dejó tirada la campaña del tabasqueño y se regresó a Estados Unidos a “estudiar”. Regresó a México para integrarse al gobierno panista de Felipe Calderón, pero también para hacerle la vida imposible a Rafael Tovar y de Teresa, entonces encargado federal de los Festejos del Bicentenario. ¿No había otro lugar donde ponerlo?

A Carlos Hermosillo, ex titular de la CONADE, se la pusieron difícil. El grandote de Cerro Azul, como le decían los comentaristas de Televisa cuando jugaba fútbol, va por como candidato a diputado en un distrito en Veracruz, que incluye Orizaba y Córdoba, que no es el suyo. Es un distrito que se dividen los panistas de Buganza y los de Juan Bueno Torio. Compite contra el priista Javier Duarte, ex secretario de finanzas del gobierno de la entidad y potencial delfín de Fidel Herrera para sucederlo, según algunos.

* * *

En la presidencia de la mesa directiva de la Cámara de Diputados celebraron la inclusión de César Duarte en el “Populómetro del PRI ”, publicado ayer por Excélsior, como si hubiesen conquistado la copa mundial de Fútbol. El diputado de Chihuahua aparece por primera vez en el lugar número doce en conocimiento, y quinto en imagen.

Los que no levantan son los gobernadores Mario Marín, Puebla, y Ulises Ruiz, Oaxaca. Ocupan respectivamente los lugares 5 y 7 en conocimiento, pero noveno y décimo en imagen. Al primero lo persigue la sombra de Lydia Cacho y su camaradería con Kamel Nacif; al segundo su desempeño y sus presuntos excesos durante el conflicto con la APPO en el 2006.

Publicado en Excélsior