web analytics

Al técnico de Puebla no sólo le cuestan caro sus críticas, sino que podría quedar inhabilitado de sus funciones si la sigue

0
92

chelis
Xóchitl Muñoz / elARSENAL
Al “Chelis” le sale muy caro expresarse y si sigue por ese rumbo podría ser suspendido, o lo que es peor: inhabilitado, según lo dio a conocer la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol (FMF).
En caso de que el estratega reincida en criticar a algún miembro del balompié nacional u otro directivo de organismos internacionales, es alta la probabilidad de inhabilitarlo.
“Ya lleva tres, yo creo que ya tendríamos que empezar a buscar también un castigo deportivo, un castigo deportivo o la inhabilitación, como establece el reglamento. Sí, ya está en los límites”, dijo Alfonso Sabater, presidente de la Comisión Disciplinaria.
El técnico ya lleva gastados 430 mil pesos en multas impuestas por la FMF desde febrero de 2008 hasta agosto de 2009.
La primera de este año fue el pasado 16 de julio, cuando la Concacaf decidió cancelar la participación de equipos mexicanos en la Copa Sudamericana, torneo que jugaría el Puebla. El “Chelis” se expresó su inconformidad diciendo:
“Que chin… a su madre (la Concacaf), porque se mete con la ilusión del Puebla, y mientras en el futbol mexicano no enfoquemos nuestro interés sobre lo deportivo por encima de lo mercantil seguiremos de esta manera, entonces que después no pidan resultados”.
Esa declaración le salió en 164 mil pesos, al ser sancionado con 3 mil días de salario mínimo.
El pasado 22 de agosto el técnico camotero cuestionó a los árbitros y criticó al Pachuca, tras el encuentro del 22 de agosto, donde Puebla ganó 2-1 a Tuzos.
“El Pachuca, el equipo de México, tiene que ganar a como dé lugar, alguna presión extra hay, no de ahorita, de siempre. Hay un nerviosismo que emana o que ejerce el equipo de México. Nos hacen grandes árbitros tan tendenciosos y nerviosos que son siempre en Pachuca, el arbitraje es muy tendencioso siempre en esta ciudad, para el equipo de México”, declaró Solá.
Por esta otra declaración, la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol le cobró al Chelís 205 mil 500 pesos, equivalentes a 3 mil 750 días de salario mínimo, por haber reincidido y poner en entredicho la honorabilidad de los silbantes y de la Institución Hidalguense.
Ante semejantes cifras, el técnico poblano respondió:
“Me tratan de mutilar, yo di mi opinión, voy a seguir dando mi opinión, entiendo la regla, pero también entiendo mi manera de ser y la honestidad que tengo que llevar en mi vida. Yo voy a seguir diciendo lo que a mí me parece o lo que a mí no me parece”.
Y no es la primera vez que se pone en entredicho la honorabilidad de los silbantes y de la Institución Hidalguense. El primero fue Hugo Sánchez, cuando era técnico de Pumas, quien calificó a los Tuzos como un equipo marrullero y favorecido por el arbitraje. La segunda fue de Antonio Leaño, presidente de Estudiantes, el 1 de Agosto de 2009, quien aseguró que el arbitraje favorece al Pachuca por la relación de parentezco que existe entre Jesús Martínez y Aarón Padilla. La tercera, la vencida y la que produjo la sanción, fue la del Chelís.
A este paso, Solá va quedar en bancarrota. Y su situación contrasta con otras, como la de la esposa de Andrés Fassi, vicepresidente del Pachuca, que hace no menos de una semana había bajado a los vestidores de los árbitros a recriminarles su actuación al finalizar el partido de vuelta de la final del Clausura 2009, donde el Pachuca cayó con los Pumas.
El equipo de la “Bella Airosa” fue sancionado solamente con 27 mil 400 pesos. Hagan cuentas.