web analytics

La rebelión sofocada

0
12

Ricardo García Cervantes
Francisco Garfias
La famosa rebelión de senadores panistas, que ayer ocupó las primeras planas de importantes diarios de circulación nacional, duró lo que un suspiro. Rápidamente los alinearon. Bastó que el presidente Calderón operara personalmente la aprobación del punto adicional de IVA (del 15 al 16 por ciento en casi todo el país y del 10 al 11 por ciento en la frontera) para que sus correligionarios se disciplinaran y olvidaran sus amenazas de abstenerse en la votación del paquete fiscal, si los priístas hacían lo propio.

Los senadores Ricardo García Cervantes y Santiago Creel, dos de las cabezas visibles de la “rebelión”, admitieron haber hablado no solo con el primer mandatario, sino con altos funcionarios del gobierno federal, sobre la necesidad de aprobar el paquete fiscal, para relajar las presiones sobre las finanzas públicas.

El primero aseguró, además, que el grupo parlamentario del PAN en la Cámara de Senadores “está más sólido de lo que muchos creen”. El segundo justificó el giro con el argumento de que cada partido tendrá que asumir su responsabilidad frente a la aprobación del paquete.

* * *

Uno que ayer batalló de más fue Manlio Fabio Beltrones. Esa aceitada maquinaria que es el grupo de senadores que comanda el sonorense, rechinó ayer por primera vez en lo que va de la legislatura. Senadores que le son incondicionales, algunos de los cuales quieren gobernar sus estados, votaron en contra de la miscelánea fiscal que incrementa el IVA, un punto; el ISR, dos puntos; telecomunicaciones, salvo Internet, 3 puntos; los Ieps. La aprobación en lo general fue de 75 votos a favor de PAN, PRI y PVEM; y 41 en contra del PRI, PRD, PT y Convergencia.

Van nombres de los priistas que votaron en contra: Carlos Jiménez Macías, Mario López Valdez, Raúl Mejía, Gerardo Montenegro, María Elena Orantes, Francisco Herrera, Alejandro Moreno, Jesús María Aguilar, Ramiro Hernández, Carlos Lozano y Eloy Cantú.

En la reserva que se hizo del incremento de un punto al IVA, lo que daría al gobierno federal 29 mil millones de pesos el año próximo, se esperaban 9 abstenciones en la bancada del PRI. Los demás senadores del tricolor abandonarían el salón de sesiones con el viejo pretexto parlamentaria de “voy al baño”, para asegurar que Acción Nacional lograra una mayoría, a la hora de votar el incremento a este impuesto al consumo.

Al cierre de esta columna se tambaleaba también el transitorio del famoso artículo 244 de la Ley de Derechos, que dispensa del pago de impuestos durante dos años a los nuevos concesionarios del especto radioeléctrico que aspiran a ofrecer el famoso triple play (telefonía, televisión, Internet) para que compensar sus inversiones.

* * *

Carlos Navarrete fue casi de los últimos en posesionar a su partido en el tema de la miscelánea fiscal. El presidente de la mesa directiva de la Cámara alta aprovechó la tribuna para denunciar que el Senado ha sido objeto de “presiones políticas” por parte de los gobernadores. El perredista no dio nombres, pero todo mundo pensó en los priistas que apretaron a sus diputados en San Lázaro para aprobar nuevos impuestos: Peña Nieto, Ulises Ruiz…

A los gobernadores, dijo el perredista, “no les importa de dónde venga el dinero, lo que les importa es adónde va el gasto en 2010; no les importa qué pase con los consumidores y con los asalariados y con las empresas cumplidas, lo que quieren son más fondos para sus gastos en 2010!”. ¡Sopas…!

* * *

Le sucedió a la madre de una periodista cuyo nombre mantendremos en reserva. La señora vive sola y tiene 84 años. Súbitamente su casa se llenó de policías armados hace ocho días. Venían en dos camionetas oficiales, según testigos. Llegaron guiados por una denuncia anómina, que ubicaba a personas secuestradas en ese domicilio. ¿Cómo la ve?

Publicado en Excélsior