web analytics

Reporta la Organización Mundial de la Salud más de seis mil muertes y 482 mil 300 infectados por influenza A/H1N1

0
60

gripe-ah1n1
Ginebra, 6 de noviembre (Notimex).- La Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó hoy al menos seis mil 71 defunciones y más de 482 mil 300 infectados por el virus de la influenza humana A/H1N1 en 196 países.
En su más reciente informe sobre el desarrollo de la pandemia, la OMS indicó que en una semana hubo un aumento de 40 mil 639 casos de personas contagiadas y 359 muertes.
En la región de las Américas, donde se ha registrado un contagio “intenso y persistente”, se contabilizaron cuatro mil 399 muertes (224 más que la semana pasada) y 185 mil 67 personas contagiadas (10 mil 502 más).
En Europa, según la OMS, no ha sido posible obtener datos exactos debido a que algunos países han decidido realizar estimaciones en lugar de cuantificar los casos, por lo que se registraron al menos 300 muertes (19 más) y más de 78 mil personas contagiadas (14 mil más).
La OMS alertó sobre un “significativo e inusual” inicio temprano del periodo gripal en Europa y Asia Central, coincidiendo con la llegada de las bajas temperaturas.
En la mayoría de países donde se realizan pruebas para detectar el virus, se está descubriendo un predominio del virus A/H1N1 respecto al de la gripe estacional en Noruega (66 por ciento), Bélgica (69 por ciento), Irlanda (55 por ciento) y Países Bajos (51 por ciento).
Asimismo, la Organización reportó una mayor actividad del virus pandémico en los países de Europa Septentrional y Oriental, entre ellos en Ucrania y Belarús.
Por otra parte, en rueda de prensa el portavoz de la OMS sobre la pandemia, Gregory Hartl, señaló que se han detectado casos de influenza A/H1N1 en distintas especies animales, como cerdos, hurones, pavos y gatos, todos procedentes de la transmisión directa de humanos infectados.
El contagio de estos animales, aseguró la OMS, corresponde a casos aislados que no han tenido ningún impacto en la evolución de la pandemia, que se propaga rápidamente de humano a humano sobre todo en bajas temperaturas.
De momento, aseguró Hartl, el virus “no ha mutado y se mantiene estable” por lo que estos casos seguirán sin plantear riesgos particulares para la salud del ser humano.