Paredes teme a la reelección

0
39
Foto: Notimex

Foto: Notimex

Alejandro Sánchez
Beatriz Paredes Rangel, presidenta nacional del PRI, rechaza la reelección de alcaldes y legisladores por una simple razón: la aplicación de una reforma de ese tipo sería el inicio del fin de su carrera.
Así de contundente es el análisis que hace Fernando Dworak, especialista en asuntos legislativos y representante del Centro de Inteligencia Política, que se ha encargado de observar y analizar cada una de las palabras de la tlaxcalteca en cuanto a ese tema se refiere.
Lo que Beatriz Paredes sí apoya es ampliar el mandato de los alcaldes a cuatro años como ya ocurre en Coahuila y la consulta popular.
Pero dice Dworak que la raíz del problema del desempeño de las autoridades municipales no es el número de años que dura la gestión, sino la posibilidad de que se responsabilicen de su gestión a través de competir repetidas ocasiones por un puesto. “Por lo tanto la simple ampliación a cuatro años no es la solución”.
Además, la propuesta de la dirigenta nacional del PRI provocaría una problemática electoral, pues la ampliación de los mandatos de los alcaldes generaría más procesos electorales en un sexenio.
Y esto a su vez, generaría dos problemas laterales. En primer lugar, asegura el especialista, el incremento de elecciones llevaría al aumento de los gastos electorales, haciendo más cara nuestra democracia.
“Además de lo anterior, el incrementar la frecuencia de las elecciones sólo beneficia al partido que tiene las maquinarias políticas más sólidas: el PRI”, afirma Dworak, quien además es maestro en estudios legislativos por la Universidad de Hull, Reino Unido, y coordinador y coautor de El legislador a examen.
Y esto ya sucede en Coahuila, donde cada dos años tienen lugar elecciones locales al tener alcaldes y diputados locales mandatos de cuatro años.
Los argumentos de la priista en contra de la reforma de reelección, en lugar de fundamentarse en un diagnóstico serio, sólo buscan apoyar a un discurso del poder. “Estos se puede apreciar mejor al distinguir quiénes se han beneficiado del actual sistema”.
Todavía el 10 de diciembre pasado, la presidenta del tricolor rechazó la consolidación de la reelección y aseguró que no es propicia por los niveles que ha alcanzado el crimen organizado y la prevalencia del clientelismo electoral
Sobre el caso de la consulta popular el análisis afirma que Paredes es muy vaga en su propuesta porque no define modalidades. “Los mecanismos de democracia participativa tienen un problema: son diseñados para complementar, más nunca reemplazar, a la democracia participativa”.
La conclusión para Fernando Dworak es que hay resistencia por parte de Paredes porque la aprobación de la reforma sería el inicio del fin de su carrera.
“La razón: tanto Paredes como las cúpulas de los partidos han podido hacer una carrera a través de brincar de puesto en puesto gracias a que controlan los accesos a las candidaturas”, puntualiza.