web analytics

El próximo 22 de enero la perturbación y el delirio mental llega a las salas de cine con el filme “Esquizofrenia”

0
26

México, 13 de enero(Notimex).– Sean McConville, director de “Esquizofrenia” (Deadline), filme que se estrenará el 22 de enero en 40 salas del Distrito Federal, presenta un drama delirante a través de “Alice Evans”, una guionista que busca realizar su siguiente obra, pero la vida le juega una terrible pesadilla.
“Alice”, interpretada por la recién fallecida actriz británica Brittany Murphy, está seriamente traumatizada por un acontecimiento en su vida personal, por lo que decide dejar su lujoso departamento en Nueva York y trasladarse a una casona en el campo para hallar la paz deseada para desarrollar una nueva novela.
Acompañada de “Becca” (Tammy Blanchrd), en apariencia su consejera, su mejor amiga y confidente, aunque en realidad es su amante, la autora viaja a la campiña para instalarse en la casa en la
que permanecerá una semana con el fin de dar rienda suelta a su imaginación; sin embargo, desde la primera noche los ruidos y los lamentos perturbarán su estancia.
La sensación de que alguien más está en el inmueble no la deja dormir y el supuesto descubrimiento de huellas de una mujer como si acabara de bañarse la llevan hacia el cuarto en donde la llave gotea
sobre la tina de baño.
Los “clichés” abundan en la narración y el truco recurrente de ruidos incidentales delatan muchos de los sucesos que vendrán más adelante, lo que le restan cierta emoción al filme que de por sí es
muy lento.
En “Esquizofrenia”, el director empalma dos historias, una, la de “Alice” y “Ben”, su antiguo y violento novio que la obligó a abortar, ante la duda de que el bebé que ella esperaba no era suyo.
Es la razón primordial por la que la joven decidió alejarlo de su vida.
Durante su estancia en la casa, “Alice” descubrirá de forma casual una serie videocasetes en los que se encuentra la relación tormentosa que vivió “Lucy” (Thora Birchs) a manos de su esposo “David” (Marc Blucas), un individuo perturbado y tremendamente celoso.
Debido a su situación emocional y mental, la escritora debe medicarse, pero ella deja de lado el tratamiento, pues desea estar en sus cinco sentidos a la hora de escribir su obra; pero los extraños
sucesos en la casona la llevarán a ingerir de nuevo las pastillas.
El retomar el tratamiento ocasionará que ella no distinga realmente entre la realidad y sus fantasías.
Refugiado en ese paralelismo, MacConville pretende mostrar lo que en realidad acontece en la vida de “Alice”, pero el resultado llevará a presenciar la burbuja esquizofrénica en la que la escritora se desenvuelve.
“Esquizofrenia” seguramente atraerá a espectadores a los cines, llevados por el morbo de presenciar uno de los últimos trabajos cinematográficos de la actriz Brittany Murphy, que por cierto se ha dicho que el póster del DVD de la película en Estados Unidos, en el que ella aparece muerta en una bañera, será retirado por respeto a su memoria.