web analytics

Un par de átomos de profundidad

1
56

Appl. Phys. Lett. 96, 053107 (2010)

Joaquín Ambía

En los últimos años, hemos venido escuchando, cada vez con más frecuencia, que la nanotecnología va avanzando muy rápidamente y se usa cada vez en más lados. Pero… ¿a qué se refieren? ¿Por qué se ha vuelto tan importante?
La nanotecnología es, en pocas palabras, toda la tecnología que usa componentes con dimensiones cercanas a los nanómetros. En un milímetro hay un millón de nanómetros. Nos estamos acercando a las escalas de los átomos y es esto justamente lo que la hace interesante. En las escalas en que vivimos, de los metros y los milímetros, los átomos están siempre en conglomerados y los fenómenos que vemos son el resultado de la suma de sus contribuciones, pero individualmente interactúan de otra forma. El primer paso para ver fenómenos diferentes es estudiar las interfases. Por ejemplo, todos sabemos que el agua se evapora aproximadamente a 100°, pero entonces ¿cómo se evaporan los charcos?. Lo que sucede es que las moléculas de agua están en constante movimiento, y en la superficie, de vez en cuando una de ellas se mueve con suficiente velocidad como para escaparse del charco y convertirse en humedad del ambiente. Fenómenos similares suceden siempre que se tiene una interfase, muchos de ellos tienen un trasfondo eléctrico.
Lo que sucede a nivel nano es que casi todo es interfases y las reglas del juego cambian. Uno de los sistemas más populares y en estudio son los nano-tubos de carbón. Sin embargo el número uno de la actualidad es el grafeno, que es una capa de carbono con muy pocos átomo de profundidad, incluso se ha llegado a la monocapa. De cualquier forma, interfase por un lado y por el otro. A estos dos sistemas se les han encontrado muchas propiedades eléctricas y mecánicas muy interesantes.
Hasta la semana pasada, el grafeno y los nano-tubos eran los únicos sistemas en el área, pero ahora tienen competencia pues Alexander Balandin y su equipo de la Universidad de California en Riverside han logrado hacer una película delgadísima (1 nm aprox.) de bismuto y telurio. Ya han encontrado que la película tiene una alta conductividad eléctrica y una baja conducción térmica, propiedades que normalmente van de la mano. Este hallazgo sin lugar a dudas, abre la puerta a una ola de estudios con el nuevo material, y ofrece un nuevo jugador para las nuevas nanotecnologías.

Post Data: Yvo de Boer renunció a la secretaría de clima de la ONU. Evidentemente, frustrado por no alcanzar acuerdos en la cumbre de Copenhague.