web analytics

2011 El año del Fénix

0
69

Navidad
Alejandro Zapata Perogordo
Diciembre es siempre la encrucijada entre lo que se ha ido y lo venidero; tiempo de reflexión es también oportunidad para reconocer las fallas, pero especialmente para renovar los bríos y enfrenta con entereza los retos del año nuevo.
Como sociedad, los mexicanos hemos tenido meses duros en los que se ha puesto a prueba nuestra resistencia a la adversidad que provino tanto del extranjero, como del interior.
La economía nos ha golpeado, adicionalmente con la inseguridad que -sin duda- uno de los problemas más sentidos por la ciudadanía en su conjunto.
Frente a ello, sin embargo, encontramos la acción decidida de un gobierno federal que lejos de arredrarse ha puesto en juego todo su esfuerzo para garantizar a los mexicanos una vida digna, tranquila y en un marco de justicia y Estado de Derecho.
No ha sido fácil, desde luego, pero existen señales claras de que el año por venir habrá de ser mejor para todos y es así porque se trata de un esfuerzo conjunto, plural, de todos.
Todos, obreros, campesinos, amas de casa, profesionistas, comerciantes, empresarios, estudiantes, los que hacemos las leyes y los que las cumplen; todos, sin excepción, seguiremos construyendo este gran país, un país tan grande que en él caben todas las esperanzas a pesar de las vicisitudes.
Su servidor, Alejandro Zapata Perogordo, desea que en todos los hogares la Navidad cubra de paz y bienestar a las familias, que las familias encuentren el espacio para el reencuentro, para la reflexión, para la unidad.
Que el año nuevo traiga consigo el fruto del trabajo, que las oportunidades abran nuevos horizontes para el ciudadano que no se rinde, para el que sueña en una vida digna para él y los suyos.
Estén seguros que desde la trinchera en la que nos encontremos, también estaremos nosotros contribuyendo para hacer que los buenos deseos sean buenas realidades.
La única forma de controlar el futuro es hacerlo desde el presente.
Feliz Navidad a todos, feliz año nuevo y un abrazo que sea constancia de un pacto fraternal entre los potosinos.