web analytics

Buscarán republicanos abolir ley de salud de Obama el 12 de enero

0
11

Barack Obama
Washington, 3 Enero (Notimex).- Dos días antes de asumir el liderazgo de la Cámara de Representantes, los republicanos anunciaron hoy que votarán el miércoles 12 de enero una iniciativa para abolir la ley de salud del presidente Barack Obama, conocida como “Obamacare”.
Aún antes de formalizarse el relevo en el control de la cámara baja que ganaron en las elecciones del 2 de noviembre, el entrante líder de la mayoría, el republicano Eric Cantor señalo que la propuesta será dada a conocer de inmediato para iniciar su debate este viernes.
Cantor criticó la legislación impulsada por el presidente estadunidense, a pesar de que sólo algunas de sus cláusulas entraron en vigor en septiembre y el resto está pendiente hasta 2014.
“Obamacare es una asesino de empleos chicos y grandes, y la principal prioridad de la Cámara de Representantes es reducir el gasto y hacer crecer la economía y los empleos”, señaló el legislador republicano de Virginia.
La temprana ofensiva es vista como un acto simbólico, pues los republicanos tienen los votos para aprobarla en la Cámara de Representantes pero no en el Senado, y tampoco rebasarían un seguro veto de Obama, que considera a la reforma de salud su principal logro.
Los republicanos tendrán 242 escaños frente a 193 demócratas en la Cámara de Representantes, donde se requieren 218 votos para aprobar leyes.
En el Senado, donde se requiere el concurso de al menos 60 de los 100 senadores para impulsar iniciativas, los demócratas y sus dos aliados independientes dispondrán de una mayoría menguada de 53 senadores, frente a 47 republicanos.
Si Obama veta la abolición, se necesitan dos terceras partes de ambos órganos, un rasero imposible de rebasar para los republicanos, según analistas.
La acción de los republicanos en la reforma a la salud es similar a la de los demócratas con la reforma migratoria, toda vez que presentaron las iniciativas para complacer a sus partidarios a pesar de que una derrota era evidente, según observadores.
Apenas el mes pasado, un juez de Virginia declaró inconstitucionales algunos aspectos de la nueva ley de salud, porque una de sus disposiciones obliga a las personas a tener seguro médico o enfrentar multas.
El magistrado Henry Hudson, designado al cargo por el presidente George W. Bush en 2002, emitió un fallo favorable a la parte demandante, la procuraduría de justicia de Virginia, al estimar que ese mandato sobre seguros de salud se contrapone a la Constitución.
El mandato, en su momento criticado por los republicanos y grupos conservadores independientes como una injerencia indebida del gobierno en los asuntos privados, entraría en vigor hasta el año 2014.
Analistas de temas jurídicos coincidieron en que el dictamen del magistrado abre la puerta para que la constitucionalidad de la ley de salud sea dirimida eventualmente por la Suprema Corte de Justicia.
La ley promulgada en marzo pasado y presentada como la principal iniciativa de la presidencia de Obama, incluye el seguro médico obligatorio para millones de estadunidenses, pero excluye la opción de un seguro público y no contempla beneficios a millones de inmigrantes indocumentados.
Otras de las disposiciones que entraron en vigor en septiembre prohíben la discriminación contra menores con padecimientos preexistentes, cancelación unilateral de la cobertura, limitaciones a la cobertura y garantía al derecho de apelación.