web analytics

Presentan en Washington iniciativa para negar ciudadanía a hijos de indocumentados

0
7

Daniel Graham
Washington, 5 Enero (Notimex).- Legisladores estatales presentaron una polémica iniciativa para negar ciudadanía a los hijos nacidos en el país de inmigrantes indocumentados, pero el acto fue opacado por protestas de activistas que los calificaron de “racistas”.
En una atropellada conferencia en el Club Nacional de Prensa, los legisladores se refirieron a los indocumentados como un “veneno” y los compararon con la “enfermedad de la esclavitud” para justificar su intento de negarles ciudadanía a sus hijos pese haber nacido en Estados Unidos.
“La migración ilegal es una enfermedad de proporciones épicas”, espetó el senador estatal de Carolina del Sur, Danny Burton, argumentando que el costo de la migración indocumentada es de 113 mil millones de dólares. “En este caso está enfermedad puede ser curada”, dijo.
Pero Burton fue interrumpido por un joven estadunidense y dos jóvenes hispanas con una manta de la organización Casa de Maryland, que ayuda a inmigrantes indocumentados del área metropolitana de Washington.
“Esta iniciativa ignorante, errónea, es inhumana, racista y no será aprobada, no será aprobada”, señaló el joven conforme era expulsado del recinto, primero por algunos de los organizadores y después por elementos de seguridad de la Edificio Nacional de Prensa.
Rosa Lozano, una de las jóvenes activistas del grupo Casa de Maryland, señaló que decidieron interrumpir el evento porque no es justo que los legisladores estatales estén presentando “leyes racistas, de odio”.
Aunque los legisladores buscaron reanudar la presentación de su iniciativa, fueron interrumpidos sucesivamente por otros jóvenes activistas, que sin embargo dijeron haber hecho su protesta a título personal, como estadunidenses blancos y residentes de Washington.
“Esta es una propuesta absurda para un país que se precia de ser una nación hospitalaria”, dijo uno de los jóvenes mientras era sujetado y expulsado del edifico por un guardia de seguridad. “El lenguaje usado es un insulto a los fundadores de Estados Unidos”, anotó.
La iniciativa de los legisladores no busca enmendar la 14 enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que otorga la ciudadanía automática a toda persona nacida en el país, sino interpretarla de tal forma que cada estado del país decida su otorgamiento.
Bajo su propuesta, el estado tendrá la prerrogativa de negar la ciudadanía si la persona no reside legalmente en la entidad.
Sus partidarios dicen contar con el apoyo para presentarla en una primera etapa en 14 estados y después en 40 entidades. Como no implica un cambio de las leyes federales, los legisladores sostienen que sólo es necesaria su aprobación por las legislaturas locales.
Asimismo presentaron una segunda propuesta que sí requeriría ser aprobada por el Congreso federal a fin de otorgar a los estados la autoridad de distinguir en los certificados de nacimiento entre aquellas personas que residen legalmente en el estado.
Aun los partidarios de la propuesta reconocen que seguramente enfrentará retos legales en los tribunales de Estados Unidos.
La Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC) anunció de inmediato su oposición a la medida, la calificó como un “plan ilegal” que de ninguna forma resolverá el tema de la migración indocumentada en Estados Unidos.
A la presentación de la propuesta estaba prevista la participación del senador de Arizona Russell Pearce, autor de la controvertida Proposición SB 1070, pero no estuvo presente.