web analytics

Firman medios Acuerdo para la Cobertura Informativa de la Violencia

0
126

Iniciativa México 2011


México, 24 de Marzo (Notimex).- Representantes de los medios de comunicación firmaron hoy el Acuerdo para la Cobertura Informativa de la Violencia, en el marco del lanzamiento de la convocatoria para la segunda edición “Iniciativa México 2011”.
El acto fue atestiguado por artistas, académicos, organizaciones sociales y civiles, así como empresarios, quienes también signaron la resolución en el Museo Nacional de Antropología, y contó con una transmisión de carácter nacional a través de Radio, Televisión y Cinematografía.
En la ceremonia, comunicadores como Javier Alatorre, José Cárdenas, Ciro Gómez Leyva, Pedro Ferriz de Con, Joaquín López Dóriga, Adriana Pérez Cañedo y Denise Maerker, entre otros firmaron el documento.
Este acuerdo es el primero en América Latina que establece la creación de un órgano ciudadano de observación, lo cual, se explicó, no significa que los medios de comunicación renuncien a cuestionar la efectividad de la acción gubernamental contra el crimen organizado.
Los conductores del evento fueron los periodistas Carlos Loret de Mola y Sergio Sarmiento, quienes hicieron un balance de los logros de la “Iniciativa México 2010”, para luego anunciar el Acuerdo para la Cobertura Informativa de la Violencia, a través del cual cada medio definirá sus propios procedimientos para verificar el cumplimiento de los puntos acordados.
Se destacó que también, por primera vez en la historia de México, 50 directivos de medios de comunicación se unen para firmar un protocolo que ampare la seguridad de los reporteros que cubren esta información, principalmente en los lugares o estados donde hay un alto índice de violencia.
Los testigos ciudadanos que avalaron el documento fueron: el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, José Narro Robles; el presidente del Consejo Rector de Transparencia Mexicana, Federico Reyes Heroles; el presidente de la Asociación Internacional de Universidades, Juan Ramón de la Fuente, y el poeta y escritor Homero Aridjis.
Así como Manuel Durán, rector de la zona metropolitana de la Ciudad de México del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM); Héctor Aguilar Camín, director de la revista “Nexos”; Julieta Fierro Gossman, investigadora del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
Además de Rodrigo Villar Esquivel, de New Ventures Global, y Armando Laborde de la Peña, director de Ashoka México.
El documento también fue respaldado por más de 45 representantes de organizaciones sociales y civiles, así como más de 250 personas que signan como adherentes, entre las que se encuentran periodistas, académicos, intelectuales y empresarios.
Algunas organizaciones sociales y civiles que se unen a este acuerdo son: Asociación Alto al Secuestro, de Isabel Miranda de Wallace; Causa en Común, de María Elena Morera; Artículo 19 para México y Centroamérica, A favor de lo mejor en los medios y el Consejo de la Comunicación, así como el Consejo Coordinador Empresarial y el Consejo Mexicano de Hombres de Negocios, entre otras.
El Acuerdo para la Cobertura Informativa de la Violencia contempla 10 criterios editoriales básicos como: Proteger a los periodistas de la violencia del crimen organizado, cada medio de comunicación debe instituir protocolos y medidas para la seguridad de sus periodistas, no firmar las notas, hacer coberturas conjuntas y no hacer transmisiones en vivo sobre estos temas.
Asimismo, los medios de comunicación deben solidarizarse ante cualquier amenaza de que sean víctimas, incluso hacia sus reporteros, por parte del crimen organizado y grupos terroristas para influir en su línea editorial.
Los medios de comunicación no deben difundir información que ponga en riesgo la viabilidad de las acciones y los operativos contra el crimen organizado o que comprometan la vida de quienes combaten a la delincuencia o a sus familias, como son policías, fuerzas armadas, investigadores, jueces y cualquier otra autoridad vinculada a la seguridad.
En caso de que alguna acción del Estado en el combate a la delincuencia organizada caiga en excesos, esté fuera de la ley o viole los derechos humanos, siempre habrá que consignarlos.
Bajo ninguna circunstancia los medios deben justificar las acciones y argumentos del crimen organizado y el terrorismo. Deben evitar el lenguaje y terminología empleada por los delincuentes.
Los medios deben establecer criterios para determinar el espacio que asignen a la publicación de notas, difusión de imágenes y fotografías de actos de violencia y terrorismo.
Siempre deben advertir al público sobre la difusión de imágenes explícitas, resguardar la integridad e identidad de las víctimas y de los menores de edad.
Los medios deben manejar siempre la presunción de inocencia hasta en tanto no se haya dictado sentencia condenatoria o estén confesos. Los medios exigirán información sobre las detenciones y, en general, sobre la actuación del gobierno en sus acciones e investigaciones sobre el crimen organizado.
Los medios deben promover que la ciudadanía denuncie a los delincuentes y participe, dentro de su ámbito, en la prevención del delito y reducción de la violencia. Siempre en sus acciones, no los pongan en riesgo frente a los criminales.
Por último, también se destaca que una de las funciones de los medios de comunicación es denunciar el ejercicio indebido del poder.
Otros testigos de este acuerdo fueron la oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, encabezada por Javier Hernández Valencia, además de personalidades como Emilio Álvarez Icaza, Tristán Canales, José Cárdenas, José Carreño, Rolando Cordera, Valentín Diez Morodo, Claudio X. González Laporte, Carlos Elizondo Mayer-Serra y Rafael Zaga Kalach.