web analytics

Denuncian fiscales existencia de “burdel” para complacer a Berlusconi

0
29

Silvio Berlusconi

Roma, 27 de junio (Notimex).- Los fiscales Pietro Forno y Antonio Sangermanno, del tribunal de Milán, denunciaron hoy la existencia de “un burdel para complacer a (el primer ministro) Silvio Berlusconi”, manejado por tres de sus colaboradores.

Los fiscales participaron en la audiencia preliminar, en la que se debe decidir si procesar al representante artístico Darío “Lele” Mora, al periodista Emilio Fede y a la consejera regional del partido oficial, Nicole Minetti.

Los tres son acusados de manejar el “burdel para complacer a Berlusconi”, un “auténtico sistema estructurado para encontrar mujeres dispuestas a prostituirse con el premier”, como dijeron Forno y Sangermanno.

Aseguraron que “exite una convergencia de varios elementos que justifica el pedido de procesar a los tres imputados”.

Precisaron que Mora, detenido la semana pasada acusado de quiebra fraudulenta, era quien reclutaba a la muchachas, mientras Fede era quien las entrevistaba para sondear si estaban dispuestas a tener sexo con el jefe de gobierno.

Por su parte, Minetti era el “filtro” que ponía en contacto a las mujeres con Il Cavaliere, organizaba la parte logística y “administraba el burdel”.

A la audiencia preliminar no asistieron los tres imputados, aunque estuvieron presentes sus abogados.

También participaron los defensores de la joven marroquí, Karima El Mahoroug, conocida como Ruby, con quien Berlusconi habría tenido relaciones antes de que ella cumpliera 18 años, lo que le valió la acusación de inducción a la prostitución.

Por esta acusación hay un juicio abierto por separado en su contra.

Asimismo, participaron, acompañadas de sus abogados, dos muchachas: Ambra Battilana y Chiara Danese, quienes meses atrás acusaron a los tres imputados de haberlas llevado a una fiesta del premier, en la que presenciaron escenas de sexo que les causaron un “shock”.

Ambas, ex participantes en un concurso de belleza, comparecieron ante la magistratura, pues aseguraron que el haber participado en esa fiesta arruinó su reputación en sus pueblos, donde eran consideradas prostitutas.

Las chicas dieron explicaciones detalladas de como se derrollaban las fiestas del “bunga bunga”, al tiempo que su abogado, Stefano Castrale informó a la prensa que en caso de condena las dos podrán pedir una indemnización por daños morales y a la imagen a los tres acusados.