web analytics

Autor confeso de atentados en Noruega “tiene “cómplices”

0
36

Madrid, 25 de julio (Notimex).- Un juez noruego ordenó hoy ocho semanas de prisión provisional contra el autor confeso de los atentados en Noruega, Anders Behring Breivik, así como investigar la supuesta relación de dos células terroristas con los ataques del viernes pasado.

La investigación debe seguir sin que el acusado influya en ella”, dijo el juez instructor Kim Heger al término de la audiencia, en la que Breivik admitió haber participado en la colocación del coche bomba en Oslo y en el tiroteo en la isla Utoyah, pero se declaró “no culpable”.

El magistrado ordenó que el presunto autor de la masacre permanezca bajo prisión preventiva ocho semanas hasta el próximo 26 de septiembre, de las cuales cuatro semanas estará en total aislamiento sin visitas ni acceso a los medios de comunicación ni correspondencia.

Breivik, quien ha justificado los atentados por la necesidad de “salvar a Europa del Islam”, afirmó en su primera comparecencia, a puerta cerrada, que actuó con el apoyo de “otras dos células organizadas”.

Declaró ante el juez que necesitaba perpetrar estos atentados para salvar a Noruega y a Europa occidental de los musulmanes y del marxismo cultural, informó una portavoz del juzgado de distrito de Oslo a la prensa tras la comparecencia del detenido.

Tras tomarle testimonio, el juez instructor dictó prisión preventiva contra Breivik, un ultraderechista de 32 años de edad, sin embargo la Fiscalía tiene la opción de solicitar la extensión de este período de prisión provisional para poder proseguir con la investigación,

El juez consideró que estas medidas “no son desproporcionadas”, dados los crímenes de que se le acusan y los riesgos de fuga y de que se pierdan evidencias.

Al término de su primera comparecencia, que duró alrededor de 35 minutos, el presunto autor de los atentados abandonó el tribunal de distrito de Oslo en un convoy de la policía, bajo estrictas medidas de seguridad.

Desde que fue detenido el viernes pasado, Breivik había asegurado que había actuado solo en el atentado con coche bomba contra la sede del gobierno noruego en Oslo y en el tiroteo contra unos 600 jóvenes en la isla de Utoya, los cuales dejaron al menos 93 muertos.