web analytics

Domina tema palestino Asamblea General de ONU

0
30

Naciones Unidas, 21 de septiembre (Notimex).- El inicio de la 66 Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) estuvo marcado hoy por el posible reconocimiento de Palestina como Estado miembro del organismo, un hecho que sería histórico para Medio Oriente.

El más nutrido encuentro de líderes políticos en el mundo, que reúne a más de 120 jefes de Estado y de gobierno y a funcionarios de nivel ministerial, se mostró este miércoles claramente dividido entre quienes apoyan el intento palestino y quienes lo rechazan.

La nota inicial la dio la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff –la primera mujer en iniciar una Asamblea General en la historia–, quien aseguró que “lamentaba no poder saludar” a Palestina como un Estado miembro más de la ONU.

“El momento ha llegado para tener a Palestina representada como miembro con pleno derecho en esta sala”, afirmó Rousseff.

En apoyo a la propuesta de reconocimiento de Palestina se pronunciaron igualmente la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, y su colega francés Nicolás Sarkozy, quién expresó que el rechazo del Consejo de Seguridad de la solicitud palestina “podría detonar la violencia”.

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) ha anunciado su intención de solicitar este viernes al Consejo de Seguridad su ingreso como Estado con pleno derecho a la ONU.

Palestina cuenta con el apoyo de la mayoría de los países miembros de la ONU para convertirse en un Estado independiente, pero con el rechazo explícito de Israel y Estados Unidos, que ha dejado en claro que emplearía su derecho de veto para bloquear la solicitud de Palestina.

El vocero de la ANP, Nabil Shaat, explicó en rueda de prensa que la única alternativa que le queda a Palestina para evitar la guerra con Israel es solicitar el reconocimiento como Estado independiente por parte de la ONU.

Shaat aseguró que Palestina estaría de acuerdo con regresar a la mesa de negociación, “incluso mañana mismo”, sin embargo, Israel sigue sin respetar acuerdos previos, entre los que se incluye detener la construcción de nuevos asentamientos en territorios palestinos.

De ser rechazada o congelada la solicitud palestina en el Consejo de Seguridad, Shaat anunció que acudirían a la Asamblea General, donde Palestina podría cambiar su estatus de “observador” a “Estado observador”, aunque no gozaría de plenos derechos como miembro de la ONU.

En contraparte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseveró que la solución del conflicto entre Israel y Palestina “no se logrará mediante resoluciones de la ONU”, a las que calificó de “atajos”, sino mediante negociaciones directas entre estos países.

Manifestó también que la única manera de garantizar que tanto israelíes como palestinos vivan en paz es promover el diálogo entre los líderes de ambos países, un esfuerzo que respaldará Estados Unidos y que debería también ser impulsado desde la ONU.

Por su parte, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, alabó la posición de Estados Unidos al señalar que merecía “una medalla de oro”.

Opinó que el intento de Palestina para ser reconocido como un Estado con plenos derechos por la ONU reflejan su escasa convicción para lograr la paz.

Mientras tanto, en un intento de lograr que tanto Israel como Palestina regresen a la mesa de negociación, Obama se reunió este miércoles por separado con Netanyahu y con el presidente de la ANP, Mahmoud Abbas.

No obstante, James M. Lindsay, analista del influyente Consejo de Relaciones Exteriores, opinó que Obama fue incapaz de presentar un plan mínimo para que Israel y Palestina reinicien las negociaciones de paz.

Lindsay argumentó que el líder estadunidense inició su Presidencia con la intención de reconciliar a palestinos e israelíes, sin embargo, “más de dos años y medio después, la mayor parte del mundo duda que Obama pueda cumplir su promesa”.

TagsONU