web analytics

Descartan reforma migratoria en EUA durante gobierno de Obama

0
22

Panamá, 4 de octubre (Notimex).- La crítica situación de los latinos indocumentados en Estados Unidos, agravada por duras leyes antiinmigrantes, permanecerá hasta después de los comicios de 2012, advirtió hoy una académica de la Universidad de Nevada.

“No vamos a tener ninguna reforma migratoria hasta después de las elecciones y mientras tanto la situación se va a empeorar; los latinos están entrando en los índices de pobreza, están haciendo trabajos peligrosísimos”, dijo a Notimex la experta Emma Sepúlveda.

La directora del Centro Latino de Investigación de la Universidad de Nevada dijo que el tema migratorio quedó como rehén en la carrera por las elecciones del 6 de noviembre de 2012, con la intención del presidente Barack Obama de reelegirse y de los republicanos de retornar al poder.

“Para ser reelecto (Obama) debe apoyar una propuesta para legalizar, pero eso sería perder las elecciones y creo que él no está dispuesto, y es una lástima porque los votos que le dieron el triunfo provenían de los latinos”, indicó la especialista.

Sepúlveda, quien participó este martes en Panamá en un foro sobre los vínculos del hambre y la pobreza con la migración, manifestó que los latinos tanto con republicanos como con demócratas han visto frustradas sus aspiraciones de mejoría en su estatus migratorio.

Cifras comentadas por Sepúlveda señalan que en Estados Unidos radican unos 50 millones de latinos –en su mayoría mexicanos-, de los cuales unos 12.5 millones son indocumentados.

“Los latinos están viviendo una situación tan dramática” como la que se vive en los países en desarrollo, advirtió la experta al indicar que los hijos de latinos son el bloque más grande de las comunidades que se encuentran en la pobreza en Estados Unidos.

Para Sepúlveda, los problemas para los inmigrantes se agravaron con los atentados de 2011, lo cual generó xenofobia y la idea generalizada de identificar a los extranjeros como terroristas.

Por su parte, la coordinadora del programa de Migración de la Organización de Estados Americanos (OEA), Araceli Azuara, dijo que la situación se agrava por el hecho de que varios estados han emitido legislaciones severas contra los indocumentados.

El problema radica, señaló Azuara, en que las leyes criminalizan a los extranjeros en situación irregular.

Citó que la reciente ley HB56 de Alabama es tan dura que prohíbe proporcionar educación a los hijos de indocumentados, aunque sean nacidos en Estados Unidos.

“Estas medidas han probado que no limitan los flujos migratorios, pero si convierten a estos migrantes en poblaciones altamente vulnerables”, indicó Azuara.

A estos problemas se suma el hecho de la reducción del mercado laboral, que ha obligado a los latinos indocumentados a aceptar trabajos peligrosos por salarios miserables.

Sepúlveda dijo que para agravar la situación, Estados Unidos ha contratado centros de detención privados, donde los indocumentados son sometidos a condiciones infrahumanas antes de ser deportados.

Incluso advirtió que durante el gobierno de Obama ha habido más deportaciones respecto a los extranjeros que fueron expulsados durante la administración de George W. Bush.

Para Sepúlveda, sólo la unidad de los grupos de migrantes va a impulsar una reforma.

“Pero es muy difícil porque hay latinos de todas las razas, credos y de partidos políticos; hay estudios que dicen que mientras más dinero ganan mas conservadores se ponen”, sentenció.